Madrid celebra una auténtica Oktoberfest

Madrid celebra la tercera edición de su Oktoberfest con una recreación fidedigna del evento originario de Alemania.

Si vives en Madrid o estás en la capital de paso y no te has enterado, la buena noticia que tenemos para ti es que todavía estás a tiempo de participar en la Oktoberfest. Por tercer año consecutivo se celebra en la ciudad la gran fiesta de la cerveza mediante una réplica exacta al 100% (con un detallismo enfermizo en el buen sentido de la palabra) que hará las delicias de quienes estén buscando la oportunidad de vivir una experiencia totalmente distinta.

El evento se lleva a cabo en el Barclaycard Center, que ha sido transformado hasta este domingo en la auténtica representación de Baviera. Los visitantes tienen la posibilidad de sentirse como si estuvieran en esta ciudad de Múnich, en la cual todos los años se disfruta de un festival que ha hecho historia en el mundo entero. La versión madrileña es la única que puede denominarse como una réplica, dado que cuenta exactamente con las mismas instalaciones y características.

Para accede tenemos que hacernos con una entrada, siendo posible reservar mesas para cuatro u ocho personas con la intención de disfrutar en familia. Como mencionaremos a continuación, aunque la cerveza es el elemento principal, los niños y menores también podrán pasarlo bien gracias a los demás elementos de la carta, así como a la decoración y la música en directo.

La organización del Oktoberfest cumple a rajatabla todas las obligaciones que se imponen desde Alemania para poder celebrar el evento. Una de las más importantes es que la cerveza tiene que prepararse siguiendo las normas de lo determinado en la Reinheitsgebot. Esto significa que tiene que cumplir con todas las exigencias de la ley de la pureza en la cerveza. Esta se estipuló en el año 1516 como una de las normas impuestas por Guillermo IV de Baviera. Según estas normas de pureza la cerveza solo puede tener cuatro ingredientes en su receta: malta, agua, lúpulo y malta. Cualquier cerveza que se salga de esta receta no podrá ser consumida en el Oktoberfest.

Otra de las normas dicta que la cerveza debe tener un mínimo del 6% de alcohol. Pero lo más relevante y lo que da muchos dolores de cabeza a distintos países que quieren celebrar el evento, es que la cerveza que se consume en los Oktoberfest tiene que estar preparada en Múnich. Esta es una condición insuperable de ninguna otra manera. Por ello toda la cerveza que se va a consumir en el evento de Madrid ha sido traída directamente desde Alemania, lo que permite a los asistentes beber la característica Paulaner OktoberfestBier de esta celebración.

Madrid y su tercera Oktoberfest

Las previsiones apuntan que entre madrileños y turistas se superará el éxito de la edición de 2015, en la cual se consumieron más de cien mil litros de cerveza alemana. Para ello el espacio habilitado en el Barclaycard Center está formado por 4500 metros cuadrados en los que se han dispuesto casi quinientas mesas en las que podrán sentarse todos los asistentes para beber, comer y disfrutar de la música y las buenas sensaciones. Un escenario central sirve como núcleo de las actuaciones en vivo, para las que la disposición en bancos ayuda a fin de que todos los participantes puedan ver el espectáculo mientras degustan su cerveza.

Pero como una fiesta alemana no podría ser igual si no hubiera comida de calidad y potencia, el Barclaycard Center también se ha llenado de salchichas y otros productos procedentes de Múnich. De la comida se ha ocupado la cadena Mallorca, que ha buscado la fidelidad con la cita original para que todo el mundo pueda degustar los mejores sabores. Eso incluye una amplia cantidad de salchichas de origen alemán, desde los bien conocidos bradtwurst hasta los bockwurst. Los platos de la carta van más allá, incluyéndose los pretzel, entrantes variados preparados con ave y cerdo, puré de patata, codillo o chucrut, entre otras delicias propias de los alemanes.

Una vez llegado el postre podemos seguir bebiendo cerveza, pero consumiendo dulces que también son propios de Alemania. Una de sus especialidades es la apfelstrudel, una deliciosa tarta de manzana que reúne los sabores más auténticos de los postres alemanes de toda la vida. Aunque será difícil elegir entre ella y la selva negra, la clásica tarta de chocolate que los alemanes saben preparar de una manera contundente.

Con este panorama por delante no hay duda de que recomendamos el Oktoberfest de Madrid como uno de los eventos más interesantes de esta temporada. Cada año sigue mejorando y la ambientación, la dedicación que se le ha puesto a que todo sea perfecto y la calidad de la bebida y bebida la convierten en una cita que debería ser imprescindible. Aún podéis visitarlo esta noche y mañana domingo, así que no os lo penséis mucho no sea que se acabe terminando la cerveza (que no, que eso no puede pasar, todos tranquilos).

Vía: Oktoberfest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...