Los paisajes montañosos de Armenia

Armenia es un destino de turismo emergente en donde la cultura, la arqueologia, la religión y los imponentes paisajes invitan a los viajeros que buscan experiencias sin igual.

Armenia salió de décadas de dominio soviético en 1991, pero sigue siendo la sombra de la corrupción y por el legado de su mayor tragedia histórica: La masacre, en el siglo 20, de hasta 1,5 millones de armenios, en lo que el gobierno turco sigue negando llamar un genocidio. Más recientemente, un terremoto de 1988 mató a 25.000 personas y dejó a medio millón sin hogar.

Se trata, evidentemente, de un país muy castigado que necesita salir de su pasado sombrío y triste y, para ello, nada mejor que explotar sus incontables patrimonios turísticos que son característicos de una región montañosa como en la que se encuentra Armenia.

Probablemente no haya -todavía- suficientes hoteles baratos como para volverse un destino de vacaciones masivos pero, probablemente, sea eso lo que más atrae a los viajeros que están buscando nuevas experiencias de viaje en donde poder entremezclar imponentes paisajes, patrimonio cultural, antigua arqueología y vestigios de una religión milenaria.

En este país montañoso, aproximadamente del tamaño de Bélgica, hay miles de sitios de importancia religiosa y arqueológica que datan de 4.000 AC, incluyendo el reciente descubrimiento de los materiales de elaboración del vino cerca del pueblo de Areni, supuestamente donde Noé plantó la primera uva del mundo de las vides que data de hace unos 6.000 años.

Para promover su resurgimiento de la mano del turismo, Armenia a punta a los viajeros de poder adquisitivo alto que persiguen los atractivos culturales aunque en Armenia no sólo obtienen eso. El lago Sevan, una de las mayores reservas de agua del mundo, es muy popular por sus playas y su isla de monasterios, mientras que los pilares de basalto hexagonal de la garganta de Garni está dibujando escaladores de rocas. Los esquiadores en busca de huellas frescas pueden ver caminos de travesía en el Aragats 13.400 pies de altura de montaje. Y, así, los visitantes encuentran entretenimiento diverso en toda época del año.

Catedral Zvartnots

Para llegar a Armenia las cosas no son tan fáciles. Debido al cierre de las fronteras con los vecinos de Turquía y Azerbaiyán, la única manera de llegar a Armenia es por medio de un avión desde la Unión Europea y Rusia. Gran parte del país se pueden visitar en excursiones de un día de la animada capital, Yerevan.

El Marriott Yerevan está situado en un palacio de estilo del siglo 19 en la histórica Plaza de la República. Patrimonio Tufenkian opera cuatro hoteles boutique de los cuales se pueden encontrar uno en Yerevan, Lago Sevan, el río de Lori, y el pueblo de Dilijan del siglo 18.

Fotografías: Rita Willaert en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...