La realidad virtual nos permitirá viajar a modo de prueba

La realidad virtual nos va a permitir experimentar los viajes antes de que los hagamos para saber si nos gustarán.

Viajar a modo de prueba

Está confirmado: dentro de poco tiempo, posiblemente en un futuro cercano, realizaremos viajes de prueba antes de irnos de vacaciones. Esta tecnología está muy cerca de nosotros gracias a la realidad virtual, la cual está comenzando a ser aprovechada por los profesionales del sector de los viajes para proporcionar todo tipo de experiencias a los viajeros. Ya se han probado distintas experiencias a modo de programa piloto y por ahora los resultados han sido muy positivos, tanto que se está hablando sobre su implantación en muchos más puntos del mundo.

Por ahora agencias de viajes, hoteles y aeropuertos se han unido a la idea de usar la realidad virtual para fomentar el turismo. Ha sido en ocasiones muy específicas, durante pocos días y sin aparente publicidad para atraer a la gente que pasara por estos lugares, a modo de programa de prueba que no se viera afectado por la presencia de los aficionados locos de la realidad virtual. Los resultados, a grandes rasgos, muestran un interés claro por la prueba de experiencias antes de tomar una decisión sobre la organización de unas vacaciones.

Los programas probados hasta ahora llevaban a los usuarios a visitar hoteles de lujo y distintos destinos turísticos repartidos por todo el mundo. En cuanto estas personas se ponían el headset de realidad virtual se trasladaban a un lugar diferente.

La intención de este tipo de prueba es que cuando esta persona se ponga el headset tenga la sensación de estar en el lugar que esté visitando de forma virtual. De esta manera podrá salir de dudas sobre si la impresión que le ha dado ese sitio es la adecuada o si en realidad se ha llevado una decepción cuando lo ha comenzado a ver en vivo. Por ejemplo, un turista podrá probar la experiencia de realidad virtual de viajar a Egipto y ver las pirámides o las calles arenosas que representan a este lugar y luego, al terminar la prueba, decir “quiero ir allí” o “no me ha gustado tanto”.

En el caso más avanzado se han realizado pruebas que han ido un poco más lejos al usar también distintos aromas con la intención de proporcionar una representación de olores. Esto es útil en determinados contextos, como si estamos visitando virtualmente una playa y desde el olfato conseguimos ese inconfundible olor del mar. Estos programas con aromas se han usado como apoyo y parece que son el siguiente paso, a modo de complemento, de las pruebas de realidad virtual.

Una vez esta tecnología se implemente de forma habitual cambiará de manera radical nuestra manera de viajar por todo el mundo. Hay veces en las que no tenemos muchos problemas en irnos a ciegas a un destino, posiblemente cuando este se encuentra cerca y el gasto que realizamos no es demasiado elevado. Vamos sin saber qué nos encontraremos y lo echamos un poco a suertes. Pero cuando vamos a pasar por un viaje de más de 5 o 10 horas de avión, desplazándonos a la otra esquina del mundo, ahí las cosas cambian un poco.


Y sabemos que a veces viajamos de forma internacional en base a impulsos o recomendaciones. Quizá haya alguien al que le hayan dicho que viaje a China porque la experiencia le encantará. Pero cuando esta persona llega al país asiático se encuentra con un ambiente, con un entorno y con unos monumentos que no son de su agrado y comienza a pensar si no ha cometido un gran error al invertir todos sus ahorros en este tipo de experiencia. Esto es algo que podríamos solucionar a través de una prueba del viaje en realidad virtual, algo que se espera que sea muy común en los próximos meses-años dependiendo de cómo adopten esta tecnología las agencias de viajes.

Se nos ocurre que, por otra parte, el ofrecer a sus clientes este tipo de experiencias puede ser una buena manera de que las agencias de viajes, que han ido desapareciendo en los últimos años, puedan volver a recuperar el terreno perdido ante los servicios online. Los clientes necesitarían visitar las tiendas y los locales de estos negocios para poder probar los viajes antes de contratarlos, algo que no podrían hacer, sin la tecnología adecuada, en la comodidad de sus hogares. Quién sabe si es una de las pautas que hacen falta para que el mercado del turismo recupere ese estilo más local que tenía hasta hace algunos años, aunque suponemos que también habría personas que se aprovecharían de las agencias y de su servicio virtual.

En cualquier caso, nos gusta ver que hay cambios futuros para el turismo, dado que se pensaba a todas luces que no había margen de mejorar la experiencia de compra de vacaciones y otros paquetes turísticos. Sí hay futuro, sí hay cosas que esperar con interés y emoción, pero en todo ello la realidad virtual tiene la clave.

Foto: HammerandTusk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...