Hawaii tiene un santuario gatuno

En Hawaii podemos visitar un santuario gatuno en el cual hay más de 400 mascotas esperándonos.


Hawaii tiene un atractivo especial para todo tipo de personas. Estamos acostumbrados a viajar a este lugar del mundo para relajarnos, desconectar y disfrutar de un entorno paradisíaco. Normalmente es poco común que pensemos en hacer otra cosa en Hawaii que no sea relajarse, pero los viajeros más inquietos siempre están buscando nuevas opciones para divertirse en sus aventuras. Por eso hoy os traemos una recomendación curiosa por si viajáis a esta parte del mundo: un santuario gatuno.

Para disfrutar de esta curiosa experiencia tenemos que poner rumbo hacia la isla de Lanai, que dispone de un tamaño muy reducido y se encuentra accesible en Hawaii. Es allí donde nos encontramos con el Santuario Gatuno de Lanai, donde actualmente residen un total de 495 gatos. Estos felinos se han convertido en estrellas y han encandilado ya a miles de viajeros que se han trasladado hasta Hawaii solo para pasar un rato con ellos.

La vida de estos gatos es, simplemente, fantástica. Disponen de un espacio gigantesco en el cual pueden correr, trotar, tumbarse a lamerse y hacer prácticamente cualquier cosa. Además, hay árboles y otros lugares donde los gatos se pueden subir y dar rienda suelta a todas sus pasiones, que como ya sabéis si tenéis gatos, suelen ser bastante peculiares.

A los gatos los responsables del santuario les denominan como “leones de Hawaii” y reconocen que cada vez hay más personas que viajan a verlos solo con la intención de pasar un buen rato con ellos. El santuario solo está abierto durante unas pocas horas al día, pero es tiempo suficiente para conseguir tres cosas: que los viajeros se diviertan, que los gatos se sientan más queridos y que el santuario reciba apoyo añadido. Comentan desde el santuario que un caso específico les llamó la atención, el de un japonés que voló desde su país solo para pasar un día rodeado de todos esos gatos.

Además de visitar el santuario y ver a los gatos los visitantes también pueden pasar por una zona de adopción donde les esperan cientos de gatitos. En el santuario hay unas normas claras: los gatos pueden ser adoptados, pero no es necesario que lo hagan para poder seguir viviendo en el terreno. Su futuro está absolutamente garantizado. Por otro lado, quienes no quieran adoptar, pero estén interesados en ayudar a los gatos, podrán hacer donaciones desinteresadas. Algo más que justificado teniendo en cuenta lo adorables que son los gatos.

Vía: Lanai Cat Sanctuary

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...