Hang Son Doong, la cueva más grande del mundo

Explorada por primera vez en 2009, las salas de esta inmensa cueva podrían albergar manzanas de edificios de 40 pisos en su interior. También dispone de sus propias fracciones de selva, con vida vegetal y animal.

Hay quien cree que ya lo sabemos todo sobre nuestro planeta. Y sin embargo, un buen día descubrimos que aún hay una parte oculta a nuestros ojos. Que se extiende entre selvas densas, en las profundidades de los mares, en los puntos más gélidos de los polos… O bajo tierra, como es el caso de la que hoy nos ocupa.

Hang Son Doong es la cueva más grande del mundo. Al menos que se sepa, y se sabe desde hace bien poco. Escondida en la espesura del Parque Nacional de Phong Nha-Ke Bang, en el centro de Vietnam y cerca de la frontera con Laos, fue una desconocida para la humanidad hasta que un habitante local dio indicios de su existencia en 1991. Los expertos no lograron hallarla y empezar a explorarla hasta 2009.

Mucho de lo que hay en Hang Son Doong, incluso dónde acaba, son misterios aún por revelar. También lo son las entrañas de muchas de las 150 cavernas que se calcula que hay en sus alrededores. Sin embargo, ya hay documentos visuales y testimonios que nos traen algunos avancces.

La cueva de Hang Son Doong ha sido formada por el transcurso perpétuo de un potente río subterráneo. Tal es su ímpetu en época de lluvias que ha formado largas e inmensas galerías. La más grande encontrada mide más de 5 km de longitud, 200 metros de altura y 150 metros de ancho. Se calcula que en su interior cabría una manzana entera de edificios de 40 plantas. Una inmensidad suficiente para catalogarla como la mayor del planeta.

Pero no es la única sorpresa que encontramos. Allí donde se filtra la luz se ha desarrollado la vegetación, a veces tan frondosa como en la misma selva. Aunque no se han detectado nuevas especies, los expertos trabajan ahora para averiguar la adaptación de las mismas a tan peculiar espacio. Hasta ahora también se han visto aves, serpientes y monos en el interior de Hang Son Doong.

Por desgracia, y como decimos, aún queda mucho por conocer. Los expertos solo pueden investigar la cueva en la estación seca, de noviembre a abril, cuando las lagunas son poco profundas. La crecida del río en época de lluvias hace la cueva impracticable.

Aunque única y fascinante, el acceso de Hang Son Doong aún está muy lejos del gran público. Pero hay que tener en cuenta que muchas grandes cuevas del planeta, algunas también en Vietnam, con el tiempo se han vuelto accesibles al público. Eso sí, solo en tramos reducidos y poco peligrosos.

Por ahora toca esperar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...