Gamping, una plataforma para acampar en jardines privados

La plataforma Gamping te permite encontrar jardines ajenos donde pasar la noche con tu caravana o tienda de campaña.

gamping
Mucho ha cambiado en el universo del turismo y la hostelería en los últimos años. Uno de los cambios más destacados es que, hoy en día, para el viajero común viajar ya no significa alojarse en un hotel. Hay quien opta por alquilar apartamentos particulares a través de redes como Airbnb, quien duerme gratis en el sofá de un desconocido gracias a Couchsurfing, quien duerme en alta mar en uno de los barcos compartidos de Boatbound, quien duerme bajo las estrellas y disfruta de una noche de glamping… Otro método de alojamiento parecido a este último, que parece que está cobrando cada vez más fuerza, es el de acampar en jardines de otra gente. Es la propuesta de plataformas como Camp in my Garden, de la que te hablamos hace un tiempo, y de Gamping, que te descubrimos en este artículo.

Gamping (el nombre está formado por las palabras garden, jardín, y camping, acampar) es una plataforma que pone en contacto a particulares que quieran alquilar su jardín y a excursionistas y viajeros que quieran acampar en un lugar fuera de lo común. Para los viajeros, la plataforma ofrece tres ventajas principales: ahorrar dinero, ya que el precio suele ser menor al de un campamento; conocer a otras personas, que en muchos casos son habitantes del lugar en cuestión y pueden proporcionar consejos e información; y disfrutar de un entorno tranquilo y muy alejado de la mayoría de alojamientos. A los anfitriones solo se les permite tener seis parcelas en casa y un máximo de veinte huéspedes por noche, por lo que la calma está asegurada.

Si viajas en caravana o con la tienda a cuestas, para usar Gamping lo primero que tienes que hacer es registrarte en la plataforma. A continuación podrás buscar entre miles de terrenos en quince países distintos, y cuando encuentres algún jardín de tu agrado, bastará con ponerte en contacto con el propietario para presentarte. Si el lugar te gusta, el siguiente paso es formalizar la reserva… ¡y prepararte para disfrutar de una noche al aire libre en un jardín privado!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...