Explorando Disney’s River Country, el parque acuático abandonado

El parque acuático de Disney’s River Country es una de las pocas propiedades de Disney abandonadas a su suerte.

Si os decimos que Disney tiene un parque temático abandonado quizá os sorprendáis. Pero aunque no se habla de ello, es algo real. En realidad, la empresa tiene dos parques abandonados que no llegaron a funcionar del todo bien y que fueron cerrados. Uno de ellos, del que hablamos hoy, es Disney’s River Country, en el Lago Buena Vista, que se ha convertido en una de las principales aventuras para los exploradores urbanos (hemos hablado del tema recientemente, no os perdáis nuestro artículo en profundidad).

La apertura de Disney’s River Country se llevó a cabo el día 20 de junio de 1976. Eran tiempos en los que la economía estadounidense buscaba hacer negocio con este tipo de iniciativas. Se mantuvo como un destino de entretenimiento de interés durante décadas, pero el día 2 de noviembre de 2001 se llevó a cabo el cierre definitivo de sus operaciones.

Unos años más tarde, en 2005, llegó el momento de confirmar, de la mano de la propia Disney, que el parque nunca volvería a abrir las puertas. Por ahora se encuentra en desuso, abandonado a su suerte. Los exploradores urbanos lo visitan en ocasiones, pero Disney ha colocado seguridad y advertencias de cómo quienes lo traspasen se podrían encontrar ante serias dificultades legales.

Una de las decisiones que sorprendieron a los seguidores de Disney sobre el cierre del parque es que la empresa decidiera dejarlo abandonado en lugar de destruirlo para aprovechar el terreno. Quizá tengan algún plan para el futuro, pero de momento el parque se ha convertido en caldo de cultivo para los amantes de la exploración. Como curiosidad, el otro parque abandonado de Disney recibe el nombre de Discovery Island y también ha permitido que muchos exploradores vivan aventuras de esas que son difíciles de olvidar.

En su época dorada el parque fue un buen lugar para pasar un día divertido tirándonos de toboganes y bañándonos en distintas localizaciones. Entre los escenarios representados estaba la isla de Tom Sawyer, proponiendo más diversión a los niños que la visitaban. A lo largo de los años hubo algunos incidentes con la calidad del agua. En el año 1980 un niño de poco más de 10 años murió como efecto de haber estado bañándose en este lugar. Pero fue un caso aislado.

Todo era muy rústico y rural, con Goofy como personaje protagonista en el logo y en los materiales promocionales. Hoy día la vegetación ha invadido los toboganes y las instancias, mientras que ya hay algunos objetos que se han destruido. Pero sigue siendo uno de los lugares más curiosos si buscamos sitios abandonados de interés general. Como dato curioso, el primer vídeo de nuestra noticia es del estado actual del parque y el segundo de cómo estaba en los años 80.

Foto: YouTube – YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...