Excursión alpina por Asturias

En Asturias, algunos de los picos más imponentes de Europa se prestan para excursiones de entrenados alpinistas que gozan de postales casi inalcanzables para el resto de los mortales.

La diversidad virgen es uno de los sellos distintivos de las montañas del norte de España, ideales para encontrar la aventura, se puede llegar en vuelos baratos a Asturias pero lo difícil es elegir el pueblo en el cual hacer base para recorrer y desafiar los grandes picos de la región.

En esta ocasión hemos escogido Bulnes, situado en la parte inferior de un pequeño hueco en el Macizo Central de Picos de Europa, se encuentra este pequeño pueblo de casas de piedra, en el borde del río que da su nombre y rodeada por impresionantes rocas de piedra caliza.

La belleza de su entorno le ha valido la reputación internacional que el pueblo detenta, pero es también porque se encuentra cubierto de un halo de misticismo y épica ya que ha sido establecido – por su ubicación estratégica – como punto de partida y campamento base para el ascenso a la cumbre del legendario y la imposición española subir el Picu Urriellu o “Naranjo de Bulnes”.

Este enorme pico no solo ha de ser un enclave de la historia de Bulnes y sus tradiciones sino que se erige como una torre de vigilancia desde la época romana, y con una larga tradición como centro de pastoreo y el desarrollo posterior del famoso queso de Cabrales.

Hoy en día, a pesar de que la ciudad está aislada por carretera, sus atractivos turísticos son conocidos y buscados por los excursionistas que andan en busca de un desafío y un entorno virgen, apenas contaminado por servicios básicos que han dado lugar a la apertura de bares, casas y tiendas de recuerdos en Bulnes.

Llegar a pie a la aldea de Bulnes es algo imperdible aunque sólo excursionistas entrenados podrán hacerlo pues a lo largo del camino que corre el canal Teixu que son sólo cuatro millas hay una rampa de unos 200 metros de altitud de un Poncebos Bulnes 65 que no es razonable para cualquier persona en buen estado de salud. De lo contrario, la forma de acceder a la aldea es a través del funicular, con un costo de ida y vuelta de € 18. Otra increíble opción para obtener panorámicas impagables.

Una vez en Bulnes, el pueblo está dividido en dos distritos, “la Villa” o bajo Bulnes, y “El Castillo” o Altos de Bulnes.

Desde Bulnes parten muchas rutas de montaña y una de ellos lleva hasta 1200 metros del hermoso entorno del Collado de Pandébano desde donde se pueden obtener algunas vistas del Picu Urriellu, además de un entorno natural incomparable.

Otra posibilidad es subir a la base del Urriellu, donde hay un refugio para los montañistas, aunque esta excursión requiere una mejor forma física y puede demandar cerca de cuatro horas para ir hasta allí, es otro paseo para excursionistas que no deben perderse en una visita a la región.

Fotografías: cayetano y Rick McCharles en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...