En pruebas el primer servicio de taxi autónomo volador

Volador y autónomo, así es el nuevo servicio de taxi que se encuentra en fase de prueba en Nueva Zelanda.

En pruebas el primer servicio de taxi autónomo volador

Que estuviera en pruebas un servicio de taxi autónomo ya sería una noticia a tener en cuenta y comentar. Pero además de esto, el servicio que ha comenzado su fase de prueba en Nueva Zelanda es aéreo, lo cual hace que el proyecto resulte todavía más interesante. Se trata de la iniciativa de Wisk, empresa que cuenta con el respaldo de Boeing Company y Kitty Hawk Corporation y que lleva más de una década trabajando en proyectos de vuelo autónomo, por lo que ya tienen una larga experiencia en la materia. De momento el gobierno del país ya ha dado vía libre para que el servicio pueda comenzar su fase de prueba.

No restemos relevancia al proyecto porque es el primer servicio de taxi aéreo del mundo. El taxi, de momento es un prototipo de vehículo aéreo eléctrico que recibe el nombre de Cora y que despega y aterriza en posición vertical. Dicen los expertos que se trata de un diseño de nave muy inteligente, dado que combina algunos de los rasgos más significativos de los helicópteros en combinación con características propias de los aviones.

Específicamente se dice que la nave asciende a los cielos como un helicóptero, pero que se mueve por el aire como un avión. Y sí, vuela de forma autónoma, pero cuenta con un software que se encuentra monitorizado en todo momento por personas que estarán al tanto de los viajes que hagan las máquinas.

Quienes piensen que los primeros días del servicio pueden ser un caos o crean que puede haber riesgo en el uso, solo tienen que tener en cuenta que ya se han realizado nada más y nada menos que más de 1000 vuelos de prueba desde que el proyecto se materializara en el año 2017. Por lo tanto, no debería haber ninguna sorpresa. Y el gobierno de Nueva Zelanda está encantado de que vayan a ser los primeros en el mundo en introducir este tipo de servicio, dado que confían en el potencial que tiene para su país. En especial al gobierno le gusta lo que esta nueva idea aportará al interés que tiene la nación de firmar una meta sin combustibles de carbón para el año 2050.

Ahora en lo que se está trabajando es en la creación de la ruta de desplazamiento para los viajeros y en el establecimiento de normas y límites que permitan la circulación de las naves de Wisk. Pero se puede decir que todo va viento en popa y que después de Nueva Zelanda el plan es llegar a más países.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...