En Australia nos podemos bañar entre cocodrilos

En Australia ya tenemos la oportunidad de sumergirnos en el agua y pasar un rato al lado de cocodrilos.

cocodrilos en Australia

Nadar entre tiburones ya no está de moda. Ahora la tendencia y lo más peligroso que podemos hacer es bañarnos entre cocodrilos. Lo podemos hacer en Darwin, Australia, donde los turistas ya se están volviendo histéricos por la emoción que propone esta nueva actividad. La propuesta recibe el nombre de Cage of Death (Jaula de la Muerte) e invita a que los turistas más valientes se introduzcan en un recipiente resistente que les coloque al lado de los cocodrilos.

La jaula es acrílica y está preparada para que no tengamos problemas cuando nos sumerjamos al lado de cocodrilos que tienen unas medidas gigantescas. No son cocodrilos prehistóricos ni nada por el estilo, pero a la vista de las fotografías que llegan desde Australia nos da la sensación de que se trata de auténticos monstruos capaces de hacer barbaridades.

La diversión se encuentra en que mientras los turistas están metidos en la jaula (es posible que se metan en parejas) los cocodrilos son alimentados, así que están a su alrededor e incluso les dan algún que otro toquecito en el recipiente en el que están protegidos. Quienes han probado la experiencia dicen que te cambia la vida y que se trata de una actividad solo recomendable para los más valientes.

Esta jaula de la muerte está disponible en Crocosaurus Cove, centro de vida salvaje de Australia en el que se trabaja con cocodrilos para garantizar que se mantienen a salvo en cautividad. Los cocodrilos en cuestión son de agua salada, una de las muchas especies que existen en el mundo y que están consideradas como las más peligrosas en cuanto a la capacidad que tienen para cazar asomándose a la superficie cuando están debajo del agua.

Para participar en la experiencia no hay que cumplir unos requisitos demasiado avanzados, sino participar en una pequeña clase introductoria que nos darán antes de sumergirnos. Una vez nos metamos en el agua estaremos dentro 15 minutos y pasaremos, según han mencionado los primeros clientes, muchísimo miedo. En lo que coinciden muchos viajeros es en que nos pasaremos mucho tiempo bajo el agua pensando en si la cúpula resistirá o no.

El precio será de 126 dólares para una persona o de 190 dólares para una pareja. Así que si ya habéis superado vuestro miedo a los tiburones, es muy posible que ahora os apetezca probar algo diferente “nadando” entre cocodrilos de un tamaño enorme. A nosotros nos ha convencido, pero posiblemente evitemos la experiencia, al menos de momento.

Vía: Crocosaurus Cove

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...