El columpio más peligroso del mundo

En Ecuador nos podemos balancear en un columpio que nos permite disfrutar con lo que se denomina como el fin del mundo.

Columpio más peligroso

¿Te gusta el riesgo y las emociones fuertes? En ese caso quizá te apetezca hacer una visita a Baños, en Ecuador, donde se encuentra instalado el columpio más peligroso del mundo. No es una novedad y es posible que los viajeros habituales de esta región ya lo conozcan y que incluso lo hayan probado, pero se trata de uno de esos lugares de los que es obligatorio hablar.

El columpio está instalado en una casa del árbol (que recibe exactamente este mismo nombre) y permite que los valientes se sienten en él para columpiarse mientras se asoman a uno de los paisajes más peligrosos y bellos del mundo. La casita se encuentra en el observatorio del monte Tungurahua, con un volcán activo muy cerca que ayuda a que el paisaje gane todavía más puntos de interés.

El secreto del atractivo que despierta el columpio se encuentra en que es solo una tabla y dos cuerdas que están atadas al árbol. No hay red de seguridad, ni ningún otro tipo de bloqueo que nos impida salir volando si somos un poco descuidados y nos soltamos. Lo que hacemos al balancearnos es ponernos en el medio del aire en una altura extrema que nos deja en medio de un paisaje que no se olvida con facilidad.

Recientemente se instaló un pequeño cinturón de seguridad que suponemos tiene el objetivo de evitar las tendencias suicidas de algunas personas, o los pensamientos que principalmente sufren aquellos individuos con problemas de vértigo. Por otro lado, y aunque el balanceo nos coloca en un lugar extremo dependiendo de la fuerza con la que nos movamos, la realidad es que estamos encima de una colina que tiene una altura respetable, pero no tan peligrosa ni drástica como podría parecer. Es algo que anima todavía más a los visitantes, que pueden inmortalizar unas fotos estupendas para el recuerdo.

Para montarnos al columpio tenemos que hacer el pago de 1 dólar, y si queremos probarlo varias veces tendremos que pagar cada vez que nos montemos. Si tenemos suerte es posible que veamos el volcán en erupción mientras nos estamos balanceando.

No es una actividad cara y sí una de las mejores propuestas en las que podemos pensar en Baños si tenemos la oportunidad de visitar Ecuador. Al fin y al cabo, ¿cuántas veces tenemos la oportunidad de columpiarnos en lo que se ha denominado como el fin del mundo?

Vía: Atlas Obscura

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...