¿Dormiríamos en una burbuja bajo las estrellas en Formentera?

El último alojamiento que se intenta poner de moda en Formentera es una burbuja que no cumple con la normativa.

Dormir

¿Nos plantearíamos dormir en una burbuja? La idea no es nueva. En realidad hay muchos lugares del mundo en los que se nos ofrece esta idea. Lo que se nos plantea es la oportunidad de pasar una noche bajo las estrellas disfrutando del paisaje y de un entorno totalmente natural. Lo hemos visto en multitud de lugares y ahora se suma una nueva localización a la lista: Formentera. Aunque es posible que este alojamiento, que ha aparecido en Airbnb en su versión italiana, no esté disponible durante mucho tiempo, dado que no cumple con la normativa de la región en cuanto a este tipo de alojamientos en los que pasar la noche.

La oferta que se está haciendo es la siguiente. Por un coste de 1944 euros (en el inicio del mes de agosto), tenemos la oportunidad de pasar una semana dentro de la burbuja de Formentera. Esta se encuentra cerca de la playa de Mitjorn y cuenta con unas instalaciones que han sido preparadas para que puedan disfrutarla dos personas. Dispone de una pequeña mesa, un colchón y dos sillas.

No es precisamente lo que podríamos denominar como un espacio cómodo, ni mucho menos, y es evidente que juega dentro de las reglas de Airbnb y no de los alojamientos turísticos tradicionales. Por eso es posible que la idea de la burbuja no llegue a calar hondo.

Como os podéis estar preguntando, la burbuja no dispone de los servicios básicos que todo alojamiento debería tener, como servicio y ducha. Esto es algo a lo que se da acceso en instalaciones cercanas. Comenta el propietario de la burbuja que la ha construido en sus propias instalaciones, así que en ese sentido no se está aprovechando de terreno propiedad de terceros o del gobierno. Y lo más probable es que el baño y los demás servicios básicos que proporciona se encuentren en su propio hogar. En cualquier caso, si echamos un vistazo a la normativa, el alojamiento no cumple con las pautas que deben tenerse en cuenta para ofertar un lugar donde dormir a los turistas.

La oferta de Airbnb está disponible solo en Italia y se dirige a turistas italianos que quieran conocer la región de una manera especial. El propietario es un italiano que lleva más de cinco años residiendo en este lugar y que ahora quiere compartirlo con otros ciudadanos de su nación. El problema es que las leyes prohíben acampar, y esto es algo similar a ello a la vista de las peculiaridades de las instalaciones. La noche tiene un coste de alrededor 300 euros y hay servicios complementarios, como champán para quienes estén pensando en celebrar algo especial.

Foto: ekamelev

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...