Crystal Cruises quiere que vivamos un crucero en el aire

Crystal Cruises presenta una línea de cruceros que abandona los barcos para llevarnos a los cielos en avión.

Crystal Air Cruises

La línea de cruceros Crystal Cruises ha presentado un nuevo concepto que está causando sensación en Estados Unidos. Su idea es que hagamos un crucero, pero no por el mar, sino por los aires. La compañía ha creado una nueva línea a la que ha bautizado con el nombre de Crystal Air Cruises. En ella se cambian los barcos por aviones para que los cruceros se disfruten por el cielo.

Como se trata de un crucero en toda regla, mientras volamos tendremos disponibles todos los lujos propios de uno de estos viajes de ensueño.

Disfrutaremos de todas las comodidades posibles, podremos visitar varios países y en cada uno de ellos nos alojaremos en los hoteles más lujosos de 5 estrellas de las diferentes ciudades. Eso sí, para alcanzar tales lujos solo están disponibles 84 plazas iniciales, así que hay que darse prisa para que no nos quiten la nuestra (si tenemos el volumen de presupuesto que se necesita, claro está).

Crystal Air Cruises ofrece viajes de entre 18 y 29 días. El inaugural está fijado para el próximo 31 de agosto. La ciudad de Nueva York será el punto de partida y a partir de ahí estaremos 27 días viajando por las principales urbes del mundo. Iremos a Chicago, Los Ángeles, Tokio, Pekín, Shangai, Hong Kong, Manila, Bangkok y París. En todas ellas nos alojaremos en los hoteles que pertenecen a la compañía Península y no nos faltará de nada.

Con tantos lujos lógicamente el precio no es precisamente barato, ya que por persona el viaje puede rondar los 165000 euros. Pero además la línea de cruceros nos ofrece 4 experiencias exclusivas en cada uno de los destinos. Por ejemplo, podrás hacer un tour privado por la Ciudad Prohibida de Pekín, probar una suculenta cena en la Gran Muralla china, adentrarte en el Templo de Buda o si te apetece practicar artes marciales en Bangkok.

Aunque creas que un crucero es más cómodo que el avión lo cierto es que el Boing 777-200LR no tiene nada que envidiarle a un buen camarote. Asientos reclinables, televisores de 24 pulgadas o una bodega son algunos de los elementos que podemos encontrarnos. Si la iniciativa tiene éxito es posible que Crystal Cruises prepare más cruceros por los cielos para el próximo año 2018. A priori es una buena idea que seguro que irá causando cada vez más interés entre los viajeros, aunque hoy por hoy a nosotros al menos se nos va de presupuesto de una forma escandalosa.

Vía: Crystal Cruises

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...