Alojarnos en el lejano oeste ya es posible en PortAventura con el hotel Colorado Creek

PortAventura inaugura el Colorado Creek, un hotel que nos traslada a la esencia del lejano oeste con el mayor detallismo.

PortAventura Park

Las instalaciones de PortAventura continúan creciendo y expandiéndose para alegría de los visitantes. Lo último que se ha ofrecido a los viajeros es un nuevo hotel conocido como Colorado Creek y ambientado en un entorno del lejano oeste para que nos sintamos en una época y lugar totalmente distintos. Dispone de una certificación de cuatro estrellas premium y su objetivo es que nos sintamos como si estuviéramos pasando unos días en uno de esos ranchos de Rock Creek que tanto hemos visto en las películas.

Una vez crucemos las puertas del hotel nos vamos a quedar impresionados por el nivel de detalle que se ha puesto en la construcción de las instalaciones. Son nada más y nada menos que seis mil metros cuadrados de madera totalmente natural, habiendo sido un lugar que se ha construido de manera sostenible y responsable con la tala de árboles. Su entorno da la sensación de transportarnos a la naturaleza y a un lugar consciente con el medio ambiente en todos los contextos.

Los colores, las ventanas y su excelente hall llevan a que el primer contacto con las instalaciones haga que se nos quede la boca abierta. Nos vamos a sentir en otro lugar, en parte por el uso de la vegetación, la cual se ocupa de que también tengamos esa impresión de estar en un entorno rural de Estados Unidos.

Ya inaugurado desde hace unos días, el hotel Colorado Creek cuenta con 150 habitaciones que disponen de un espacio de 42 metros cuadrados para que los viajeros se sientan en la gloria dentro de ellas. Gracias al amplio espacio de los cuartos las camas son de un tamaño elevado, exactamente de formato queen size. Además, la decoración se ha cuidado al detalle y disponen de todo lo necesario para que la experiencia de los visitantes sea de primera calidad. La estructura se encuentra formada por tres edificios con habitaciones, uno dedicado al restaurante donde comer y por último la presencia de un parking para que los clientes dejen el coche. Por supuesto, alojándonos en este hotel podemos disfrutar de PortAventura sin límites.

También conseguimos acceso de un día a Ferrari Land, la posibilidad de ir a las piscinas de otro de los hoteles de la zona, el muy conocido Gold River, así como pulseras de PortAventura Park de tipo express premium que nos ayuden a adelantar en las colas. Hay mucho más en el paquete que se ha preparado para los clientes, como regalos para los más pequeños de la casa y bufé en el desayuno.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...