Alaska salvaje en el Parque Nacional St. Lazaria

Alaska tiene, además de un perfil helado, uno salvaje y su Parque Nacional Saint Lazaria es la mejor muestra de ello.

Sitka, Alaska.

Ubicado a veinte millas al oeste de la pequeña ciudad de Sitka, el Parque Nacional San Lazaria es un área de desierto que es el hogar de algunos ejemplares impresionantes de la flora y la fauna de Alaska.

La isla es parte de una cadena de islas que componen el Alaska Maritime National Wildlife Refuge y los guías de turismo a menudo se refieren a San Lazaria como el Refugio de Vida Silvestre de San Lazaria.

Una de las características más salientes de San Lazaria es la increíble población de aves. Si tenemos en cuenta que la isla no es mayor a 65 acres de tierra, el dato de que en ella habitan medio millón de aves se de 7.000 especies diferentes, no parece tan minúsculo.

Es por tanto, que San Lazaria es un paraíso absoluto para los observadores de aves que pueden descubrir y admirar aquí, como en pocos lugares del mundo cormoranes y araos, entre muchas otras especies.

La isla es un destino popular para los viajes de la vida silvestre y el ritmo de la isla parece marcado a diario por el sonido de las aves que, cual interruptores de la isla despiertan a la población desde el primer día y acompañan durante toda la noche, con cantos de petreles, mérgulos, alcas y, claro, la increíble puesta de sol y aterrizaje de miles de aves que descansan en la isla una vez que el sol se pone. Hasta que sale el sol y el ciclo se inicia otra vez, con el canto de las aves.

Saint Lazaria no es el lugar más fácil en el mundo para el acceso y los visitantes normalmente se quedan en Sitka y las visitas por el parque son de pocas horas, en grupos guiados.

Sea cual sea la ruta a San Lazaria que se elija, hay un estricto conjunto de reglas que deben seguirse y es de vital importancia que los visitantes se adhieran a las pasarelas y escaleras de mano que han sido especialmente colocadas para seguridad.

OBservadores y fotógrafos de aves en St. Lazaria

Cualquier persona que se aparta de estas medidas y senderos de seguridad corre el riesgo de infringir los nidos de pájaros que tienen sus hogares y ponen sus huevos fuera del camino.

Para muchos visitantes, un paseo en barco por las costas de San Lazaria es una experiencia inolvidable sin tener que desembarcar en la isla.

Lo particular de la visita está dado por el acantilado de la isla que es una de las postales más buscadas y que se ven mejor desde el mar. Estos acantilados son el hogar de anidación de una increíble variedad de las especies que viven en la isla.

Algunas de las líneas de cruceros que siguen una ruta a través de Sitka organizan excursiones en tierra a San Lazaria.

Fuente: destination360, Satsuma´s blog

Fotografía: Swanksalot y dibezaire en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...