5 buenas ideas para disfrutar en Semana Santa

Si queréis salir de España en Semana Santa te damos algunas recomendaciones que no te dejarán indiferente.

planes para Marrakech

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y todos estamos deseando que llegue esa fecha para tener unos días de descanso y reiniciarnos un poco. Así que es un momento idóneo para darle vueltas a la cabeza y organizar un viaje estupendo. ¿Ya sabes dónde irás este año? Si tienes dudas de qué destino elegir a continuación te daremos algunas opciones de lugares que seguramente te interesen conocer. Por ello en esta ocasión vamos a recomendarte 5 ciudades muy interesantes para que pases tus vacaciones de Semana Santa en lugares de ensueño donde desconectar y cargar las pilas de la mejor manera posible. A continuación te proponemos ciudades con culturas diferentes, gastronomía única y mil cosas que hacer y ver en cada una de ellas para que no te pierdas nada y disfrutes al máximo de esta experiencia que seguro no te dejará indiferente.

Marrakech

El primer destino que te aconsejamos es Marrakech. Esta es sin duda una ciudad única y muy distinta al resto. Hacer turismo allí es una nueva experiencia que no debes dejar pasar, puesto que vivirás una sensación fascinante envolviéndote en su color, su olor y su sabor.

En esta ciudad podrás hacer multitud de planes, tales como el famoso paseo a camello por el palmeral, un tour en quad por el desierto, una excursión a las Cascadas de Ouzoud o una visita guiada por la Medina de Marrakech. Podrás disfrutar de su gastronomía rica en especias y con explosión de sabores intensos. En esta ciudad también hay numerosos lugares que te ofrecen espectáculos en directo y que son típicos de la cultura árabe. Además la ciudad está repleta de zocos y mercados donde podrás encontrar productos de artesanía (cuero, alfombras, lámparas tradicionales, etc), productos gastronómicos (dátiles, especias, dulces o tés) y otras muchas cosas como remedios de medicina tradicional árabe. Aquí podrás hacer tus compras regateando un poco con los vendedores de los puestos. Marrakech es sin duda un destino alternativo a los viajes habituales que os sorprenderá.

Estambul

edificios en Estambul

Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985, Estambul es la ciudad más grande de Turquía y está considerada como una de las ciudades más bellas de Europa. Este lugar está impregnado de tres imperios diferentes (Romano, Bizantino y Otomano) que han dejado huella en sus calles y edificios. No podrás irte de esta ciudad sin ver varios lugares que son de obligada visita, tales como la Mezquita Azul, el Palacio Topkapi, el Gran Bazar o la conocidísima Santa Sofía, antigua basílica patriarcal ortodoxa, que posteriormente fue convertida en mezquita y que actualmente es un museo. Así mismo, te recomendamos que completes el tour con un paseo en barco por el Bósforo. Al igual que en el destino anterior, en Estambul podrás encontrar numerosos mercados y bazares donde poder comprar cosas típicas de esta ciudad. Además, la gastronomía turca es muy conocida por su amplia diversidad de platos y su excelente combinación de especias e hierbas, ofreciendo deliciosos platos a sus visitantes. Entre sus comidas típicas podemos encontrar el famoso kebab, pero también otros platos igualmente tradicionales como el pollo con miel o el lüfer, que es un pescado azul típico del Bósforo. Por otro lado, sus postres más destacados son las delicias turcas y el Baklava.

Ámsterdam

Es una de las ciudades con más ambiente de Europa, ya que tiene un turismo muy joven. Ámsterdam es una urbe que no cuenta con grandes monumentos, pero que te enamora tan sólo con pasear por sus calles y navegar por sus canales. Esta última es una de las actividades que puedes hacer en esta ciudad, ya que dispone de barcos que proporcionan una ruta guiada por toda la ciudad a través de sus fabulosos canales llenos de casas flotantes. También podrás recorrerte Ámsterdam en bicicleta, transporte más usado en este lugar.

Un gran atractivo de Ámsterdam son las fachadas de sus edificios que se bañan de colores y que no puedes evitar contemplar al pasear por sus calles. Además, esta ciudad está repleta de museos como el Rijksmuseum, el Museo Van Gogh o la Casa de Ana Frank. Otro importante punto de interés es el Mercado de las Flores, así como el Barrio Rojo y sus famosas Coffee Shops. Obviamente, en Ámsterdam es muy típica la cerveza y por ello encontrarás diferentes tipos en sus bares. También encontrarás muchos puestos callejeros de comida donde sirven un plato muy clásico de allí, el Patat, que son patatas fritas que suelen venir en conos de papel que lo acompañan con mayonesa u otras salsas. Sin embargo, hay otros muchos platos tradicionales en la gastronomía holandesa, como los quesos, las albóndigas fritas o los guisos de ternera.

Berlín

Es la capital de Alemania y un importante núcleo cultural europeo. Es una ciudad muy cosmopolita y donde encontrarás mil planes que hacer. En cuanto a turismo, te aconsejamos visitar varios lugares que consideramos imprescindibles, como la Potsdamer Platz (donde se celebra cada año la Berlinale), el Reichstag (edificio del parlamento alemán), el Tiergarten (el parque más importante de Berlín), el Museo Egipcio, el Palacio de Charlottenburgo, la Puerta de Brandeburgo y la Alexanderplatz. Los modernos edificios construidos en la ciudad hacen que se borre el oscuro pasado de este lugar. Sin embargo, tienes la posibilidad de hacer una ruta guiada por el Berlín del nazismo e incluso visitar campos de concentración de otras ciudades. Además, podrás contemplar los restos del famoso Muro de Berlín para revivir ese tiempo de separación entre sus gentes.

celebraciones en Berlín

En la capital de Alemania también es muy típica la cerveza y encontrarás una gran variedad de ella por toda la ciudad. En cuanto a su gastronomía, la cocina alemana suele ser bastante contundente y con gran contenido calórico. Por ello, se centran más en la cantidad que en la elaboración de las mismos. Aquí podrás degustar los platos tradicionales de su gastronomía, como Currywurst (salchicha con salsa de curry), Eisbein (codillo de cerdo con puré de patatas y col agria), Boulette (albóndiga frita) o Kartoffelsalat (ensalada de patatas).

París

Conocida como La ciudad del amor y La ciudad de la luz, París siempre es un destino ideal para ir en cualquier época del año. Es un lugar en el que se puede hacer casi cualquier cosa. No podemos estar en París y no visitar los lugares y monumentos emblemáticos de esta ciudad. Por ello, te aconsejamos visitar la famosa Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, el Arco del Triunfo, la Sainte Chapelle, la Ópera Garnier, Los inválidos, el Panteón, La Madelaine, la Basílica Sacré Coeur o el Palacio de Versalles. Además, te recomendamos recorrer sus barrios, como el Barrio Latino o Montmartre. Una idea muy buena es pasear en barco por el río, contemplando la ciudad y sus maravillosos puentes. Así mismo, París tiene múltiples museos que podrás visitar, tales como el Museo del Louvre, el Museo de Orsay, el Centro Pompidou, el Museo Orangerie o el Museo Rodin. Entre la comida tradicional francesa podemos destacar su amplia gama de quesos, así como sus célebres crepes, tanto dulces como salados, y que se pueden degustar en puestos callejeros situados por toda la ciudad. Estos son algunos ejemplos de los destinos a los que puedes viajar en esta Semana Santa. ¿Por cuál te decides?

Foto: olafpicturesblaquexxscholty1970

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...