Viajes para aprender inglés; una experiencia de 360 grados

La experiencia de visitar un país en el que se hable la lengua que quieres aprender en un viaje de estudios es algo único y que vale la pena probar

ingles

Cuando nos disponemos a hacer un viaje, las razones para hacerlo pueden ser muy distintas según las necesidades del viajero. A veces viajamos por puro placer, otras, por la curiosidad que nos dan algunos de los lugares más recónditos del mundo, otras por negocios, pero cada vez es más habitual ver a viajeros que lo hacen por el hecho de querer aprender idiomas, sobre todo porque parece ser una gran oportunidad para poder mejorar la condición laboral, ya que fuera, conociendo otras lenguas se abren muchas más puertas. Y de cara al verano, la oferta de cursos de idiomas se multiplica.

Aunque hay muchas opciones para viajar y aprender idiomas al mismo tiempo, para los más jóvenes, una de las mejores alternativas para aprovechar al máximo el viaje son sin duda los campamentos en Inglaterra. Una opción que cumple las expectativas de los padres en cuanto a niveles educativos y de enseñanza nativa, así como de estar rodeados de un ambiente en el que saben que se hablará inglés todo el rato; como de los jóvenes, que buscan además de volver a casa comunicándose en la lengua, hacerlo con una buena experiencia bajo el brazo. Y precisamente por eso, la oferta es de lo más amplia en cuanto a actividades de lo más variadas a la hora de combinarlas con los cursos de idioma.

Yo la verdad es que no he asistido a campamentos de idiomas, pero si que he ido a cursos en el extranjero en los que además de las clases se impartían este tipo de propuestas, pensadas para los más jóvenes, y que parecían ser una experiencia realmente de 360 grados; es decir, que combinaban las horas de estudios con juegos, con salidas y visitas y sobre todo con experiencias de vida en familia, de tal manera que el alumno tenía que sacar partido de lo aprendido que al final es lo que importa a la hora de empezar a hablar una lengua y eso es precisamente lo que le falta a nuestro sistema educativo, al menos, en la mayoría de los colegios.
Lo cierto es que en realidad habría que cambiar las cosas en la educación en España, pero mientras eso no ocurre, la experiencia que proporcionan los campamentos en la que los niños y jóvenes pueden aprender la lengua a edades más tempranas ayuda a que la hablen con mayor facilidad y con menor esfuerzo. Así que si tenías dudas de mandar a tu hijo o de apuntarte a una de estas iniciativas, sin duda es una de las mejores ideas de viaje que se te podían haber ocurrido.

Imagen: xornalcerto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...