Trucos para viajar a buen precio

Ingeniárselas para ahorrar dinero en un viaje no resulta una cuestión sencilla, pero está claro que con unos cuantos trucos y un calendario flexible lo de encontrar gangas no es una misión imposible.

viajes low cost

Hay viajeros a los que siempre les ha gustado viajar ahorrando el máximo del dinero. Su presupuesto se destina en su gran mayoría a hacer cosas en destino, y siempre buscan evitar extras por comodidades en los hoteles o por asientos determinados en los medios de transporte. Sin embargo, los que lo son por ideología son muchos menos de los que se ven obligados a cambiar el modo de reservar viajes en los tiempos que corren. No podemos negar que la economía no pasa por su mejor momento, y precisamente hoy más que nunca conseguir vuelos baratos se convierte en una prioridad de las más importantes para el que pese a todo quiere seguir viajando.
Sin embargo, hoy en nuestro blog de viajes nos proponemos a demostrar que no se trata de una misión imposible la de viajar a buen precio, y precisamente por ello vamos a enseñarte algunos trucos para que no se te resistan las ofertas, y para que cómo por arte de magia veas como los precios de los billetes, de los hoteles y de los espectáculos que más te gustan cuestan menos. Todo está en entender cómo funciona cada uno de los sectores, y una vez que entiendes eso, apostar por supuesto a la posibilidad de que tengas un calendario bastante flexible, o que al menos, los destinos que te interesen sean varios. Cuanto más cerrada sea tu propuesta, menos serán las posibilidades de encontrar ofertas en el mundo de los viajes.

  • La primera cosa que debes saber es la cuestión de la estación. No me refiero a que sea primavera o verano, sino más bien a la temporada alta o baja de cada destino. Y aunque precisamente al vivir en España, puedes que pienses que en todos lados es más caro viajar en agosto, te equivocas. Por ejemplo, en estas fechas, destinos de montaña o rurales en Europa bajan sus precios. Así que si pretendes viajar por ejemplo a la costa española, quizás convenga cambiar la fecha. Elegir un junio en el que el calor ya se deja notar, o un septiembre en el que aún el agua del mar está buenísima, supone un buen ahorro de dinero.
  • Lo segundo es el tema de los festivos y fiestas locales. Aunque todos tenemos presente el calendario de los días no laborables a nivel nacional, cada localidad concreta tiene los suyos propios que coinciden en muchos casos con eventos especiales a los que el turismo llama bastante. Si te empeñas en acudir a ellos en estas fiestas, entonces tendrás que pagar un precio muy alto por ello. Claro que, como dijimos al principio de este post para encontrar los mejores trucos para viajar a buen precio, ¿tienes un calendario abierto, verdad?
  • Tras las ofertas de las compañías. aunque hay ciertas normas que casi todas las aerolíneas siguen al pie de la letra, en realidad nos encontramos con que algunas de ellas van a su propio ritmo. Lo mejor si te quedas con las low cost es que te centres en las ofertas que suelen hacer a última hora, y después elijas todo lo demás asociado a tu viaje. Si vas a viajar en las tradicionales, a veces también existen este tipo de promociones, pero exigen la reserva inmediata y te dan más tiempo para planificar el viaje en los siguientes meses. Sin embargo, en estas últimas, la mejor estrategia para irte al destino pagando menos es anticiparte, ya que el precio más económico se obtiene recurriendo a este tipo de ofertas.
  • Olvídate de los extras. en muchos casos es bastante habitual que las compañías aéreas nos ofrezcan un montón de cosas para mejorar nuestro vuelo. Desde los clásicos servicios de viajar en primera clase, pasando por las opciones de reservar asiento pagando, o la de tener una butaca más grande. También las hay que nos hacen saltarnos la cola de los check-ins o que incluso nos ofrecen transporte hasta la ciudad desde el aeropuerto. Esto sin olvidar los cada vez más promocionados seguros, que en realidad duplican en la mayoría de los casos a los que tenemos en tarjetas de crédito y débito. Esto es precisamente uno de los gastos superfluos que como buen viajero de ofertas hay que evitar a toda costa.

Ya en el destino, porque a estas alturas sabrás cómo encontrar los billetes más económicos, para que el presupuesto no se te escape procura alejarte de los centros puramente turísticos. A ellos solo se debería ir a ver los monumentos o a contemplar con tus propios ojos la ciudad que tantas veces has visto en fotos y postales. Para comer, para dormir, para salir y para todo lo que tenga que ver con ocio, alejarte un poco te saldrá realmente mucho más económico. Lo agradecerá tu bolsillo y te darás cuenta de lo bueno que eres organizando viajes a buen precio. ¿Te animas?

Imagen: autumn_bliss

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...