Pasar un fin de semana en Montréal

Olvidaos del cliché “el París de Norte América” y ponedle vosotros mismos un nombre propio. Montréal, en el Quebec, siempre se ha enorgullecido de su lado más latino y después de una década de episodios económicos truculentos y cierta agitación separatista, el siglo XXI ha visto en él una mezcla de tradición y modernidad que ha hecho de sus habitantes, los ciudadanos más europeos y al mismo tiempo más americanizados de todo Canadá. Por un lado, los enormes rascacielos situados al lado del río San Lorenzo demuestran que esta provincia de la zona este está muy, muy cerca de los Estados Unidos. Pero, el francés, el centro histórico de la ciudad, el carácter de su gente… todo eso nos recuerda más a la vieja Europa.

Descubre la opiniones de clientes sobre vuelos baratos

En Montréal hay actualmente locales muy concurridos que denotan un claro estilo bohemio. Y a la vez, el mundo de la moda, el de la gastronomia y el de la escena musical están más on fire que nunca. Hoteles muy chic han destacado el lado más romántico de la ciudad, pero lo que no ha cambiado en sus habitantes ha sido su obstinación para divertirse y pasar largas tardes y noches al lado del café y el vino. ¿Que suena a un montón de gente anhelando fines de semana eternos? Mais oui mon amie! ¡Es así! Así que no lo dudéis, porqué se le puede sacar mucho jugo a un sólo fin de semana en la ciudad más francófona de Canadá. Aquí os contamos cómo.

Opiniones de clientes sobre Air Transat

Lo primero que hay que hacer es coger un buen vuelo para llegar a la ciudad después de haber pasado un rato agradable en el avión. Porqué no lo olvidéis, desde España hasta el Quebec hay unas cuantas horitas de viaje. La mejor forma de hacerlo es teniendo en cuenta los comentarios que otros viajeros han plasmado en internet para vuelos que hacen el mismo recorrido que el vuestro. Edreams, además de ofrecer vuelos baratos con la posibilidad de comprar con mucha antelación a la fecha o sólo unas horas antes de salir, tiene un servicio de este tipo en su página web. En él los clientes que ya han volado puntúan a su compañía aérea en base a unas cuantas preguntas: la facturación y el embarque, el avión, la gestión de las maletas… De esta forma, tu puedes consultar la puntuación que le han dado los viajeros a todas las compañías aéreas que realizan la ruta que te interesa.

Por ejemplo, en el vuelo Barcelona – Montréal de Air Transat, los clientes de Edreams le dieron a la compañía un 3,8 sobre 5. No está nada mal y sin embargo, Air Transat se sitúa ahora mismo en el último puesto de la lista para este recorrido, encabezada por la compañía Swiss International Airlines. Tu mismo puedes ver qué comentarios han hecho los viajeros para ambas compañías y comprobar en que fallan y en que destacan más. Se trata de tener más información (de primera mano) para empezar el viaje con mejor pié. Además, tu mismo podrás opinar una vez hayas volado, de forma que tus comentarios podrán servir para algo y tus quejas o halagos se tendrán en cuenta por parte de otros viajeros como tú que vuelen en posterioridad.

Una vez superadas las cuestiones logísticas, Montréal os puede ofrecer lo mejor de ella si sabéis dónde y cuando ir. Si decidís viajar en verano encontréis una ciudad que se ha despertado de un largo y frío invierno y que está ansiosa por explotar sus oportunidades al aire libre. En el centro,  las aceras se llenan de gente hasta las tantas mientras el Festival anual e internacional de jazz sorprende con éxito a medio mundo en cada edición. Y Just for Laughs, el festival cómico más grande del mundo os dejará atónitos en sus dos lenguas oficiales, el inglés y el francés. Eso sí, además de dominar la lengua deberíais estar un poco al día de la cultura canadiense, sino vais a ver como todo el público estalla a carcajada limpia y vosotros no le habréis pillado la gracia al chiste.

Además deberíais añadir al viajecito una función del Cirque du Soleil, el mítico y prestigioso circo que ha atravesado las fronteras de todo el mundo gracias a la elegancia, a la música y a calidad de sus espectáculos en vivo. Pero todo empieza en algún sitio, y este gran logro dio sus primeros pasitos en esta ciudad, en Montréal. Así que le tiene un cariño especial, y eso se nota.

Si, por el contrario, viajáis a Montréal en invierno no os preocupéis. La ciudad también tiene mucho que ofreceros. De hecho, el invierno es mágico en el Québec. Encontraréis mucha nieve, un ambiente cálido y diversión. Las zonas residenciales de la ciudad están decoradas con motivos navideños desde principios de Diciembre hasta mitades de Enero, algo que os sorprenderá. Es una concepto muy distinto de lo que hacemos aquí. Allí se toman la Navidad realmente en serio, y le ponen mucha ilusión. Además, podréis visitar exhibiciones navideñas, ver conciertos y hacer todo tipo de actividades invernales. Por ejemplo, en Diciembre y Enero se celebra el Festival de luces del Aquarium de Québec, que gustará a toda la família, o si os alejáis un poquito del centro, podréis encontrar agencias que os permitan practicar deportes de nieve que en España sólo pueden provar algunos.

En Canadá, la gente tiene motos de nieve en el garaje, como aquí tenemos scooters. Así que haceros con una de ellas y probar la sensación de conducirlas es algo que no os resultará muy difícil. Por supuesto también podréis patinar sobre hielo en los múltiples lagos congelados que rodean la zona o hacer unas buenas compras en centros comerciales gigantes o en pequeñas y hogareñas boutiques situadas en calles comerciales llenas de luces y de buen ambiente. Las posibilidades son interminables, ya veréis.

Foto: Trodel en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...