Excursiones en Nueva York

Ver la ciudad de Nueva York en pocos días es, a parte de algo muy intenso, una ardua tarea. Nueva York es la ciudad más conocida del planeta, la capital del mundo y como tal, la cultura occidental, en cualquiera de sus dimensiones, ha confluido allí. Incluso mezclándose con la que no es tan occidental. De esta forma, descubrir al cien por cien una ciudad como esa no sólo es casi imposible, sino que precisaría de una vida entera. Por ello, y al margen de recomendaros que callejeéis y descubráis por vosotros mismos los recovecos más insólitos de la urbe, aquí vamos a destacaros algunas de las visitas más clásicas y emblemáticas que no podéis perdeos en vuestra visita a la Gran manzana.

Ver el 'Sky line' es una sensación que sólo puede vivirse en primera persona.

El primer referente de la ciudad de los rascacielos, archiconocido por todo el mundo pero no por ello menos imprescindible, es el Empire State Building. A nadie se le escapa que la mejor vista de Manhattan está en el piso 86 de este gran edificio. Por ello, múltiples empresas ofrecen entradas para el observatorio en su pack de excursiones Nueva York. Desde allí podréis ver la Times Square, el edificio Flatiron, el puente de Brooklyn, la Estatua de la Libertad, el edificio Chrysler o el Central Park, entre múltiples espacios destacados más. Y precisamente es el Central Park otro de los iconos que no podéis perderos si visitáis Nueva York por primera vez, o si repetís la experiencia. Descalzarse en ese inmenso espacio verde es una sensación que no tiene precio, más todavía si se hace tras un día de visitas en el Museo Metropolitan o el MOMA.

Otra de los grandes experiencias a las que habría que reservar un pedacito de agenda es a pasar la mañana del domingo en Harlem, un distrito de la ciudad repleto de diversidad étnica en el que podréis uniros a una congregación religiosa local para apreciar el poder espiritual de la música gospel en uno de los vecindarios más animados de la ciudad de Nueva York. Y hablando de experiencias, ¿Por qué no disfrutar de una cena en un crucero de Nueva York para gozar de las impresionantes vistas de los rascacielos y la animada costa de Manhattan? En él degustaríais exquisitos platos sibaritas, escucharíais jazz en directo y disfrutaríais en todo momento a bordo de una embarcación-restaurante con ventanales a Manhattan. Ya sabéis, ¡tenéis muchísimas excursiones dónde elegir!

Foto: CJ Isherwood en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...