Cruceros cortos para los que tienen poco tiempo de vacaciones

Aunque un viaje en crucero supone casi siempre una muy buena experiencia, no siempre tenemos el tiempo necesario para poder embarcarnos. Y en esos casos, los minicruceros y los cruceros cortos por Europa son una gran opción.

cruceros

Los cruceros son una moda que pisa fuerte en la cultura del turista actual. Hay quién se ha apasionado por ellos desde que las rutas más variadas comenzaron su andadura, y hay a quién el amor por este tipo de viajes le vino más tarde. Precisamente para intentar aumentar la demanda, y sobre todo para convencer a los usuarios que siempre buscan ponerle una pega a esta fórmula alternativa de viajes, las compañías se han decidido a lanzar paquetes diferenciados en los que vemos desde recorridos históricos, pasando por cruceros infantiles, ideales para parejas, o incluso barcos que proponen oferta de ocio pensada de forma exclusiva para los solteros.

Evidentemente, la oferta de cruceros es muy amplia, tanto por temáticas y público al que están dirigidos, como por los destinos desde y hacia los que parten. En este caso particular nos queremos centrar en la que es una posibilidad para aquellos que no cuentan con vacaciones demasiado prolongadas y para los que el tiempo es siempre la excusa perfecta para posponer la actividad. De hecho, las compañías saben que no todo el mundo puede irse 15 o más días en un barco, y la opción de los cruceros por el mediterráneo y los mini-cruceros suma cada vez más adeptos.

Cruceros cortos por el Mediterráneo y mini-cruceros

La idea que está detrás de estas propuestas de cruceros es siempre la de limitar el tiempo de viaje en el barco. Sin embargo, al contrario de lo que piensan muchos, los servicios y las paradas suelen ser prácticamente idénticas a los cruceros en los que te alojas durante más tiempo. Por lo general, este tipo de cruceros cubre rutas más cortas, y aunque depende del paquete que elijamos los días varían, suelen estar comprendidos entre los 3 días de los mini-cruceros más cortos, llegando hasta los 7 días de los cruceros más habituales por el Mediterráneo.

Los mini-cruceros y los cruceros cortos por el Mediterráneo han sido creados para responder a la necesidad de aquellos que tienen poco tiempo para dedicarle a un viaje completo, son también una fórmula perfecta para los que no acaban de convencerse de las muchas posibilidades que tiene hacer un viaje de estas características. Al ser por menos días, y por lo general tener las actividades más concentradas, pueden ser una solución de prueba ideal que luego acabe por convencerles de probar un crucero más largo que podría ser ya fuera del mar Mediterráneo, o por el mismo pero con un recorrido más amplio.

Cabe señalar, aunque sea realmente obvio que menos días de viaje suponen también menos gastos. Este tipo de cruceros tiene un coste mucho más asequible y puede convertirse en el sueño hecho realidad de viajeros que han soñado siempre con hacer uno en su vida, pero que sus bajos presupuestos no se lo permitían hasta la fecha. Además, hay muchas ofertas especiales, u opciones en cabinas interiores que aún pueden reducir más su coste dejándolo al alcance de muchos. Para que te hagas una idea al respecto, piensa que estas opciones de viaje con ofertas interesantes pueden partir desde los 299 euros por unas 3 ó 4 noches.

Cruceros: una experiencia diferente

Yo creo que lo de viajar en crucero poco tiene que ver con otras fórmulas de viaje más extendidas. Al fin y al cabo, si lo pensamos bien, el barco es en ese caso nuestro medio de transporte, pero también se convierte en el lugar en el que pasamos la mayor parte del tiempo y en el que podemos encontrar cientos de atracciones con las que divertirnos y en las que relajarnos para unas vacaciones de ensueño. El barco es al tiempo nuestro hotel, y aunque todo depende del crucero elegido y de la categoría de la habitación, pocos son los que echan de menos las de los hoteles a la hora de compararlas con los camarotes en alta mar.

Por si fuera poco, viajar en crucero, respecto a otras formas de viaje, además de tenerlo todo a bordo sin tener que hacer nada más que pasear por su superficie, te permite disfrutar de unas fantásticas vistas cuando te acercas a la costa, así como ver el paisaje de muchas de las islas que se tropezarán por el camino en el mar Mediterráneo. Está claro que todavía hay quién no se anima a vivirlo, pero yo creo que una vez lo pruebas acabas viéndole ventajas por todos lados, porque en realidad tiene muchas de las que hemos explicado anteriormente, y también otras que seguramente descubrirás una vez acabes embarcando en ellos. ¿Has probado ya un viaje en crucero? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Imagen: El Coleccionista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...