Conoce Barcelona durante la diada de Cataluña

Si quieres hacer una escapada de fin de semana y no sabes dónde, durante el segundo fin de semana de Septiembre Barcelona se viste de fiesta para celebrar su Diada nacional, que tiene lugar el día 11 de ese mes. A pesar de tratarse de una fiesta de carácter político, la Diada de Cataluña también es una buena excusa para disfrutar de la ciudad condal y conocer las tradiciones que se llevan celebrando desde hace décadas cada 11 de Septiembre. En realidad, visitar una ciudad durante alguna de sus celebraciones es la ocasión perfecta para pasarlo bien y a la vez conocer la personalidad de cada pueblo y de su gente. En este caso, los catalanes recuerdan la pérdida de la independencia que sufrieron el año 1714 y muchos aprovechan para reivindicar la recuperación de las libertades perdidas hace 300 años.

Miles de personas se reúnan en frente del monumento de Rafael Casanova durante la diada de Cataluña.

Con este espíritu, el día 10 de Septiembre por la noche distintas poblaciones llevan a cabo marchas de antorchas que iluminan sus largas calles y se realizan también multitud de actos en todas las localidades catalanas. Sin embargo, es en Barcelona dónde se concentran la mayoría, como el gran concierto que se celebra año tras año en el Arco del Triunfo durante la tarde y noche del día 11. En esta ocasión, el cartel está encabezado por la música de ‘Obrint Pas’, siguiendo con ‘La Troba Kung-Fú’ y ‘Quart Primera’. Pero además de ello, son muchos los actos y actividades que se celebran a lo largo del día.

Uno de los más tradicionales es el que se conoce como Ofrenda Floral que consiste en que miles de personas, partidos políticos y entidades sociales se reúnan en frente del monumento de Rafael Casanova para depositar flores a los pies del que fue jefe de gobierno cuando Cataluña perdió sus poderes políticos ante las tropas de Felipe V. Además, el ambiente festivo se huele en las calles y es que muchos ciudadanos aprovechan para colgar señeras en sus balcones y cantar el himno de Cataluña, llamado ‘Els Segadors’.

Por otro lado, particulares y autoridades se dan cita en la parroquia de Santa María del Mar, que tantas novelas ha inspirado, para asistir a la misa presidida por el Cardenal Arzobispo de Barcelona. Si sois personas religiosas, el simple acto goza de una gran significación por lo que es muy recomendable asistir a él. Pero si no lo sois, esta también puede ser una ocasión ideal para conocer uno de los edificios más significativos de la ciudad Condal en plena actividad. En realidad, son muchos los conciertos de música clásica que tienen lugar en la catedral de Santa María del Mar y es que, además de ser preciosa por el exterior, y sobre todo por el interior, su acústica es prácticamente inmejorable.

Para tomar el aire después de tanta actividad espiritual, una buena idea es visitar el Parque de la Ciudadela, que además de ser muy recomendable durante todo el año, se puede considerar también el espacio protagonista durante esta jornada. El parque es el epicentro de la mayoría de actos culturales y es que, además de los artistas catalanes (escritores, cantantes, compositores, poetas…) muchos artistas invitados regalan su presencia durante ese día sumándose a la celebración y al gran ambiente festivo que se vive en todo el área. Y si os gusta la sensación de respirar naturaleza en medio de una gran urbe como es Barcelona, no lo dudéis: unas barquitas con mucho encanto os estarán esperando en el corazón del parque para que vuestro día sea todavía mejor.

Una vez hayáis hecho esto, podéis aprovechar que os encontráis allí para visitar el Zoo, que se encuentra justo al lado, o acercaros hasta el Palau de la Generalitat que también se ubica en esa zona de la ciudad y mantiene sus puertas abiertas durante toda la jornada con el objetivo de hacer más participativa esta festividad. También mantienen las puertas abiertas algunos museos de la ciudad, entre los que podríamos destacar el de Historia o el de la Ciencia. Pero si hablamos de museos no podemos olvidar el espacio cerrado favorito por parte de la mayoría de turistas que visitan Barcelona: el museo del Futbol Club Barcelona. Eso sí, si todavía estáis en la Ciudadela tendréis que realizar un pequeño trayecto en algún medio de transporte ya que el museo se encuentra bastante lejos del puerto y de la zona del parque. Una buena alternativa es coger el metro en la misma parada de la Ciudadela (línea amarilla), hacer trasbordo en Paseo de Gracia para después coger la línea verde en dirección a Zona Universitaria y bajarse una parada antes del final de línea, en Palau Reial (que por cierto, también goza de unos jardines preciosos que vale la pena visitar).

Por último, cabe decir que cerca de 200 instituciones y entidades catalanas de todo tipo se exhiben en pequeñas casetas por el centro de la ciudad con el fin de explicar su actividad. En la mayoría de casos, se trata de entidades que pretenden conmemorar y reivindicar su Fiesta Nacional y que defienden que la lengua catalana sea vehicular en el espacio educativo y social y que Cataluña pueda determinar su propia política económica. Pero al margen de todo ello, lo que está claro es que la jornada es la ocasión ideal para conocer una gran ciudad y una parte de su gente. Así que puedes echar un vistazo a los vuelos Air Europa y aprovechar el segundo fin de semana de Septiembre para desconectar de la rutina en Cataluña. Con un poco de suerte, a lo mejor todavía hará buen tiempo para darse un baño en la playa de la Barceloneta.

Foto: Shht en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...