24 horas de ensueño en Nueva York

¿Te imaginas que te cancelen un vuelo desde Nueva York o que haya un retraso de un día en tu avión con otro destino del mundo? Si te encuentras en esta situación en la ciudad que nunca duerme, no desesperes porque basándonos en un post publicado en el Blog de eDreams, te vamos a proponer un recorrido para que las 24 horas libres que tengas en Nueva York sean muy especiales. Tanto si la mala suerte te ha pillado en el aeropuerto cómo si tienes un parón de un día en tu ajetreada agenda de reuniones de negocio, aquí te contamos qué es lo que no te puedes perder de esta gran ciudad, y no te preocupes porque todo cabe en 24 horas, rellenitas, eso sí.

La Quinta avenida es famosa por sus tiendas y por la cantidad de museos que alberga

La primera parada podría ser el Puente de Brooklyn desde donde podrás ver una vista maravillosa de Nueva York. Se trata del puente más famoso de la ciudad y es que lo hemos visto en infinidad de películas. Desde Manhattan hasta Godzilla, pasando por Fiebre del Sábado Noche o Deep Impact. Ahora, tú tendrás la oportunidad de ver una de las obras arquitectónicas más impresionantes del mundo en primera persona. Un puente de 1.825 metros de longitud que cruza la Gran Manzana y que te permitirá meditar sobre tus próximas visitas en tu gran día por Nueva York.

Dado que lo habrás visto desde las alturas de Brooklyn, una buena idea para continuar tu jornada es relajarte en Central Park, un espacio natural que a pesar de situarse en el centro de Nueva York y de estar rodeado de importantes rascacielos, te permitirá sentir una gran paz y tranquilidad en medio de los árboles. Te invitamos a pasear a tus anchas a lo largo del parque, aunque teniendo en cuenta el poco tiempo del que dispones, los redactores de eDreams te recomiendan que sobre todo, no te pierdas las calles 59 y 79 desde las que se pueden ver los paisajes más atractivos.

Y hablando de espacios emblemáticos, no podemos olvidarnos de la Quinta Avenida, famosa por sus tiendas y por la cantidad de museos y edificios importantes que se albergan en la zona. De hecho, la Quinta Avenida es un símbolo de los buenos tiempos económicos que vive la ciudad (aunque sólo sea en esa zona) y es que, entre la calle 34 y la 59 se sitúa una de las zonas más exclusivas del mundo equiparables a ‘Oxford Street’ en Londres, la ‘Vía Montenapoleone’ en Milán o los ‘Campos Eliseos’ en París. Los precios de sus alquileres son similares a los de París, Londres o Tokio y el distrito de compras entre las calles 49 y 57 ha sido catalogado como el segundo más caro por metro cuadrado de superficie de venta por detrás de la londinense calle de Sloane Street. Lo bueno, al margen de todo ello, es que a parte de constituir un lugar emblemático, la Quinta avenida sirve como espacio de orientación dado que divide la ciudad entre su parte este y oeste.

La próxima parada es, cómo no, la Estatua de la Libertad. Una escapada a Nueva York no sería lo mismo sin visitar este icono de la ciudad y por ello te recomendamos que des un paseo en barco hasta la isla donde se sitúa la archiconocida Estatua de la Libertad. Puedes llegar hasta la isla cogiendo un ferry desde Battery Park, al sur de Manhattan. Dado que las 24 horas son limitadas, probablemente te resultará bastante difícil poder subir hasta el mirador ya que las colas son siempre muy largas, pero, como mínimo, podrás decir que has visto en primera persona y desde muy cerca, el referente más importante de la independencia americana, que todos recordamos de mil y una escenas cinematográficas.

La Estatua de la Libertad, uno de los iconos de la independencia americana.

Después de esta ruta ya empezará a atardecer en Nueva York así que una de las mejores opciones para seguir aprovechando el día es pasear por Times Square y poder ver cómo los anuncios y vallas publicitarias que tantas veces hemos visto por la televisión empiezan a reflejarse por todas las esquinas ante tus ojos. De la misma forma como lo han hecho la Plaza Roja de Moscú o la ‘Trafalgar Square’ en Londres, Times Square se ha convertido en otro icono mundial de la ciudad de Nueva York, caracterizada por su vida continua y su luminosa publicidad en tamaños gigantes. Aunque hace unos años se la conocía como Plaza Longacre, las oficinas del diario ‘The New York Times’ le dieron su nombre actual al emplazarse en el edificio One Times Square. La plaza constituye una destacada intersección de Manhattan y representa la parte occidental del la zona comercial del centro de Manhattan. En tu visita verás como las calles estarán abarrotadas de gente y de turistas que no olvidarán ningún detalle para fotografiar. Disfruta el momento porque dicen que la noche neoyorkina es única…

Por último, y por si todavía te queda tiempo, te proponemos otras dos visitas insustituibles. La primera es el Empire State Building, un edificio en el que podrás subir hasta el piso 86 para disfrutar de una de las mejores panorámicas del mundo. La oportunidad perfecta para tener a tus pies a toda Nueva York y darle un buen lujo a tu vista. Y por último, Broadway. Si todavía te queda tiempo puedes perderte durante unas horas y disfrutar de los mejores musicales y obras de teatro del mundo. Generalmente resulta difícil encontrar buenas entradas de inmediato, pero aunque no sean las mejores, merece la pena probarlo porque de bien seguro que no te arrepientes de vivir la magia de estar en uno de los barrios más auténticos de Nueva York.

¿Que no has tenido tiempo suficiente para verlo todo? ¿Te ha gustado tanto la ciudad que necesitas volver para hacer todo aquello que no pudiste hacer? Pues no te lo pienses dos veces, programa una visita de más duración a la Gran Manzana reservando con antelación vuelos baratos a Nueva York. ¡Seguro que tu próximo viaje se convierte un gran tour todavía más emocionante que la visita relámpago que te acabamos de proponer!

Foto 1: Diego3336 en Flickr

Foto 2: alcebal2002 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...