Un desierto en Castellón

En la provincia de Castellón está el Desert de les Palmes. Se trata de un parque natural, con un importante contenido histórico y social en el que podemos realizar bastantes excursiones a pie.

El Desert de les Palmes.

Los que se imaginen que voy a hablar del típico desierto de arena que sale en las películas van errados, igual que los que piensen en el aeropuerto de Castellón, desierto de aviones y de turistas. El desierto con el que nos encontramos en Castellón es el de las Palmas, el Desert de les Palmes en valenciano, un parque natural que se expande por los municipios de Benicàssim, La Pobla de Tornesa, Castellón de la Plana, Cabanes y Borriol. A continuación os presentamos algunas de las excursiones que se pueden realizar por este paraje natural, histórico y social de la provincia de Castellón.

Para los menos habituados a andar, la del Castillo de Montornés es una excursión idónea, con una distancia de solo dos kilómetros y un desnivel de apenas 40 metros. A lo largo del recorrido, que podemos completar en una hora, veremos restos de la ocupación árabe, como la muralla o los aljibes del Castillo. Además, tendremos magníficas vistas de la zona de la Plana. Otra ruta para principiantes es la que va de la Fuente del Perelló al Castell de Miravet, un poco más larga y con algo más de desnivel pero no muy dura. En ella, realizaremos un recorrido rodeados de palmitos, la planta que le da nombre al Desierto, y veremos sus puntos principales, como el pico del Bartolo o Les Agulles de Santa Águeda; hasta llegar al castillo, que en su momento fue habitado por guerreros musulmanes y por el Cid.

El Pico del Bartolo es el punto más alto del Desert de les Palmes, con una elevación de 729 metros sobre el nivel del mar. Hay diversas maneras para llegar hasta él, pero una de las más interesantes, aunque también la más dura, es la que atraviesa las crestas. En poco más de 4 km. cuenta con un desnivel de 330 metros, pero las vistas desde la cima valen la pena. Este recorrido tiene la ventaja de que si cuando llegamos a la Fuente de la Mola nos lo hemos pensado mejor y preferimos hacer una ruta más suave, podemos tomar una pista de tierra que nos llevará directamente al Bartolo.

También podemos hacer un recorrido a lo largo de las fuentes del parque natural. Es una de las excursiones más largas en cuanto a distancia -unos siete kilómetros- que se puede completar en unas 3 horas y donde se acumulan 200 metros de desnivel. Desde el Mirador de Sant Josep, pasaremos primero por la Font de Sant Josep, más tarde por la de Sant Roc, que tiene el agua más pura del parque, y finalmente por la Font Tallada, que también nos ofrece unas vistas increíbles de las Agulles de Santa Águeda. Acabaremos donde empezamos, en la Font de Sant Josep, donde tras refrescarnos desharemos nuestros primeros pasos hasta el mirador.

Restos de un monasterio en el Desert de les Palmes.

Llegar al Desert de les Palmes es muy fácil. En la AP-7 hay que tomar la salida de Castelló Nord-Benicàssim, en la N-340 la salida a la CS-147 está antes de llegar a Benicàssim -en dirección Barcelona- y desde Borriol, La Pobla de Tornesa y Cabanes se va por la CS-238. En estas dos últimas carreteras, el parque está bien indicado. Para conocer mejor estas y el resto de rutas que nos ofrece el Desert de les Palmes, solo hay que hacer click aquí.

Foto: Enjoy The Silence_

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...