Selección de parques acuáticos en España

Se acerca el buen tiempo, las temperaturas van en aumento y las playas empiezan a llenarse. Es el momento perfecto para planificar una jornada en un parque acuático antes de que lleguen los ‘baños de masas’. Vivas donde vivas, seas grande o pequeño. A lo largo y ancho de nuestro territorio puedes encontrar alternativas de ocio fresquito para pasarlo genial. Te seleccionamos algunas.

Aqualand de Costa Adeje, Tenerife

Aqualandia (Benidorm, Alicante): Mientras algunos de sus competidores presumen de superfícies de 45.000-50.000 m2, Aqualandia cuenta con 150.000 m2 de atracciones, vegetación y servicios. Nacido en 1985, fue el primer parque acuático inaugurado en España y aún hoy es uno de los más grandes de Europa. Entre sus atracciones más destacadas está el Big Bang, un conjunto de toboganes que te dejarán sin aliento, o los cinco Zig Zag que descienden cada uno a su manera al fondo del parque y rodeadas de verde. La entrada individual cuesta 28 euros para los adultos y 21 euros para niños.

Aquopolis (Villanueva de la Cañada, Madrid): Protagonista veraniego de tantos programas de televisión de nuestra infancia, el Aquopolis es el parque acuático por excelencia de la capital. Los adultos podrán acceder por 23,95 euros y los niños por 17,95 euros, aunque ambos se ahorrarán un euro si compran su entrada por internet. El Black Hole, el Kamikace o el Boomerang son algunas de sus atracciones estrella. El Aquopolis madrileño pertenece al grupo homónimo, con otros seis parques del mismo tipo distribuidos por todo el país: San Fernando de Henares (Madrid), Cartaya (Huelva), Sevilla, Torrevieja (Alicante), Cullera (Valencia) y Vila-seca (Tarragona, cerca de Port Aventura).

El 'Big Bang' del Aqualandia, Benidorm

Waterworld (Lloret de Mar, Girona): En plena Costa Brava, no es el parque mejor comunicado con la ciudad condal de los que hay en la geografía catalana, pero sin duda es el más interesante. Su mayor aliciente son toboganes que hacen las veces de montaña rusa acuática, con rampa de subida y varios ascensos y descensos antes de aterrizar en la piscina. Son el X-Treme Mountain, el Water Mountain y el Rafting River. A ellos se le suman todos los grandes clásicos de un parque acuático. La entrada cuesta 25 euros para quienes superen el 1,20 m y 15 euros para quienes superen los 80 centímetros pero no alcancen la mencionada altura.

Aqualand (Torremolinos, Málaga): El de Torremolinos cuenta con un Kamikaze de 22 metros que te dejará sin aliento, además de alicientes tradicionales como el Black Hole, Crazy Race o los Rapids. Acceder les costará 23 euros a los adultos y 17,50 euros a los niños de hasta 12 años, aunque comprar las entradas online tiene un descuento del 10% sobre el precio de las mismas. Además del citado, Aqualand también tiene otros parques distribuidos en el territorio peninsular y archipiélagos. A los de Bahía de Cádiz, S’Arenal (Mallorca), Costa Adeje (Tenerife) y Maspalomas (Gran Canaria) se le suman los parques de Aqualeon (Costa Dorada, Tarragona) y Marineland (Barcelona y Mallorca), entre otros vinculados a la flora y fauna como el Jungle Park de las Islas Canarias.

Si no te convencen o te quedan muy lejos, recuerda que en la red puedes encontrar muchísimos más. Las páginas web de turismo de las comunidades autónomas suelen dedicar un espacio al ocio dentro del cual ubican este tipo de parques. En los siguientes enlaces, y a modo de ejemplo, puedes ver el listado completo de los de Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana e isla de Mallorca.

Fotos: Aqualand por Grand Holiday Club y Aqualandia por pavelrybin en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...