San Juan de Gaztelugatxe, la ermita de los marineros

Dice la leyenda que el primer paso de San Juan en el país vasco tuvo lugar en Gaztelugatxe. Ahora, su huella es admirada por todos los que llegan a este islote de la costa vasca y a su ermita. Un lugar venerado por los marineros y que muchos consideran como el enclave más bello de Euskadi.

Acantilados, prados, bosques y hermosas playas. Todos estos elementos se alternan en las costas de Guipúzcoa y Vizcaya para componer sus sensacionales paisajes. Pero, sin lugar a dudas, si hay un enclave que casi todo el pueblo vasco considera como el más hermoso de su costa, ese es la ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

Exif_JPEG_PICTURE

El islote de Gaztelugatxe y su ermita son la gran atracción de esta zona del Cantábrico.

Se trata de una auténtica joya, perteneciente a la localidad de Bermeo, que brilla no por el edificio en sí, sino por la singularidad y belleza de su ubicación. La ermita corona el islote de Gaztelugatxe, desde donde se pueden contemplar las mejores escenas de esta parte del Cantábrico.

La panorámica costera que nos encontraremos una vez estemos allí seguro que nos dejará boquiabiertos. La roca y el mar dibujan decenas de estampas dignas de retratar con nuestras cámaras. Pero, todo hay que decirlo, primero tendremos que hacernos el ánimo de recorrer los 231 escalones del sendero que une el islote con la península. Un esfuerzo, animado en todo momento por el rugido del mar, que bien merece la pena.

Llegar hasta el último escalón, además, también nos permitirá conocer alguna de las muchas leyendas que rodean este lugar. Precisamente en ese punto final del trayecto veremos que hay una huella en la piedra. Dicen que pertenece a San Juan y a su primer paso en el País Vasco.

gaztelugatxeII

Los 231 escalones necesarios para ascender a Gaztelugatxe son un reto que bien merece la pena.

Una vez sobre peñón rocoso, podremos sentarnos tranquilamente a contemplar la maravillosa costa de Bermeo, e incluso la que dicen que es la puesta de sol más mística de todo Euskadi. Pero si, antes de todo eso, lo que necesitamos es reponer fuerzas, nada mejor que comer unos típicos pintxos vascos en el restaurante allí ubicado.

Y, por supuesto, no debemos olvidarnos de conocer la ermita de San Juan Bautista, la de los marineros. El templo, aunque pequeño, tiene mucho encanto y seguro que nos alegrará conocerlo. Además, en la fachada hay una campana que, según la tradición, debes hacerse sonar tres veces para encontrar pareja en menos de un año.

Así que si, solteros o no, deseamos conocer este mágico lugar, la manera más cómoda es acercarnos con nuestro coche a través de la carretera que une Bermeo con la vecina localidad de Bakio. Precisamente desde este municipio se nos presenta otra opción de acceso algo más costosa, pero mucho más reconfortante para la vista. Un precioso sendero que, a través de un bosque de pinos y eucaliptos, nos dará la oportunidad de conocer en profundidad el hermoso enclave de Gaztelugatxe.

Fotos Jaume Meneses y sudurtxo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...