Ruta de los Castillos de Cuenca

En Cuenca hay mucho que ver, a parte de las Casas Colgantes. Por ejemplo, existe la Ruta de los Castillos que nos permite observar el paso de las civilizaciones romana, visigoda, musulmana y cristiana a través de los siglos. En esta ruta encontraremos verdaderos tesoros, por ejemplo, el Castillo de Alarcón, que actualmente es un Parador Nacional de Turismo.

La historia es caprichosa, y lugares por las que antaño pasaron grandes civilizaciones, hoy en día están poco poblados y son, en apariencia, poco interesantes Podríamos considerar dentro de este grupo a Cuenca. Porque lo cierto es que, si le preguntas a alguien que busca hoteles en Cuenca qué piensa visitar cuando llegue, la respuesta será seguro las Casas Colgantes. Poco se habla de Cuenca al margen de esto. Pero en Cuenca, como en otros muchos lugares de España, hay mucho que ver, aunque no siempre se sepa.

El paso de romanos, visigodos, árabes y cristianos a lo largo de la historia bien vale que hagamos un esfuerzo por buscar las huellas de estas civilizaciones en los confines de Cuenca. Por ejemplo, ¿sabíais que existe la Ruta de los Castillos? En la Sierra de Cuenca encontramos las importantes fortalezas de Moya, Priego, Beteta, Víllora (recién restaurado) o el castillo y muralla de Cañete, villa medieval por excelencia. La Mancha es la zona de Cuenca donde más castillos nos encontramos.

Cuenca

Cuenca

El primer castillo que encontramos al salir de Cuenca es el de Garcimuñoz, con una mezcla de estilos fruto de diferentes épocas: su estructura es medieval, mientras que otros detalles como sus escudos y rejas son renacentistas. El castillo fue construido sobre un alcázar árabe y rehecho por el Marqués de Villena en el S. XV. Fue ante las puertas de este castillo que el poeta Jorge Manrique cayó herido en una lucha nobiliaria.


Continuando esta ruta, encontramos en el pueblo de El Cañavete, de origen romano, los restos de una fortaleza del siglo XIV, justo al lado de una ermita renacentista del siglo XVI. De nuevo estilos diferentes, épocas diferentes.

Castillo de Alarcón

Castillo de Alarcón

Pero el que podríamos considerar la fortaleza más bella de la provincia es el Castillo de Alarcón, que actualmente se utiliza como Parador Nacional de Turismo. Alarcón estuvo en manos de los musulmanes desde el siglo VIII hasta el siglo X. Sin embargo, el castillo empezó a construirse ya en el siglo XII, así que contiene rasgos romanos, visigodos e incluso elementos posteriores, de los siglos XIV y XV. El conjunto se encuentra en lo alto de un cerro, rodeado por el río Júcar, lo que proporciona una vista de excepcional belleza.

Visitando estos castillos uno puede hacerse una idea de las costumbres de las diferentes civilizaciones que han pasado por Cuenca. Los lujos a los que estaban acostumbrados los señores feudales, las costumbres de los soldados, las diferentes directrices arquitectónicas según las modas… Porque hay vida en Cuenca al margen de las Casas Colgantes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...