Relax en auténticos baños árabes y a los pies de la Alhambra

Justo a los pies de la Alhambra de Granada, uno de los monumentos más visitados del mundo, encontramos unos baños árabes que se asientan sobre otros de originales del siglo XVI.

Hammam

De spas en España hay muchos, muchísimos. De recintos que recrean la estética y ambiente tradicional de los baños árabes, otros tantos. De lugares instalados realmente en el lugar donde hace siglos hubo unos baños árabes solo hay uno. Y como no podía ser de otro modo, se encuentra a los pies de la Alhambra de Granada. El monumento más internacional del paso de la cultura musulmana por España.

Así es el Hammam Al Andalus de Granada, recientemente destacado por Lonely Planet como uno de los mejores 20 balnearios de Europa. Y es que este lugar se asienta sobre los cimientos de lo que hasta el siglo XVI fueron unos opulentos baños árabes. El cristianismo dejó atrás aquellos días, pero la suma de arqueología y buen gusto los ha recuperado.

El circuito estándar del Hammam Al Andalus resultará familiar a cualquiera que haya estado en unos baños árabes. Durante una hora y media los visitantes pueden realizar un circuito por piscinas de agua fría, templada y caliente. Disfrutar de una sauna turca y de una degustación de té para descansar. Quienes escojan la opción con masaje, les será realizado durante el transcurso de su estancia.

Más allá de la exquisitez y de las buenas críticas, como vemos, lo que nos importa aquí es el escenario. Un espacio de luz tenue, de bóvedas y de interminables detalles árabes. Desde los típicos arcos y baldosas hasta la vistosa decoración, presente en todos y cada uno de los rincones. Todo ello nos remite a la cercana Alhambra.

El edificio donde se encuentra data de entre los siglos XIII y XIV, y durante sus excavaciones arqueológicas se hallaron pozas de agua. Su proximidad a la Iglesia de Santa Ana (antaño mezquita) hace pensar que su uso era público, por lo que se cree que el recinto que hoy nos ocupa es un antiguo hammam.

Otros indicios más recientes también lo indican, ya que el uso más contemporáneo de este espacio había sido el de horno de pan. Algo que era habitual pues este oficio permitía reaprovechar las calderas que calentaban el agua y convertirlas en hornos.

En consecuencia, nos encontramos en el lugar perfecto para descansar de un recorrido extenso por la Alhambra. Un rincón céntrico pero alejado del bullició, ideal para desconectar de la realidad, y especialmente recomendado para un viaje en pareja. Un lugar que sanará el espíritu y nos permitirá viajar a otra época en ese escenario granadino que ya de por sí invita a hacerlo.

Imagen: Extraída de la web del Hammam Al Andalus Granada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...