PortAventura World, el destino idóneo para pasar las vacaciones de verano en familia

PortAventura World nos propone una experiencia muy satisfactoria e inolvidable para que lo pasemos bien con toda la familia.

Viaje a PortAventura World

Desde que abriera sus puertas en el año 1995 el parque temático PortAventura World se ha instaurado como uno de los destinos de preferencia no solo entre las familias españolas, sino también por parte de visitantes del mundo entero. Lo ha logrado por medio de una enorme selección de opciones de entretenimiento, áreas temáticas, atracciones divertidas y todo tipo de actividades a las que dedicarle la atención durante la visita al parque.

El gran esfuerzo depositado por los responsables de PortAventura World ha llevado a que este sea un lugar único e imprescindible cuando viajamos a lo largo de la Costa Dorada de Cataluña. En sus orígenes lo conocíamos simplemente como PortAventura, pero con el paso de los años ha ido evolucionando y creciendo hasta transformarse en un resort absolutamente espectacular donde no falta de nada. ¿Pero qué es lo que nos vamos a encontrar cuando lo visitemos?

La zona principal de PortAventura Park está formada por cinco áreas temáticas que se inspiran en distintas civilizaciones tanto en la ambientación como en las atracciones y sus actividades. Podemos visitar una zona muy familiar para nosotros, Mediterrània, viajar al Lejano Oeste, adentrarnos en la sociedad de México, ver China como si hubiéramos pasado horas metidos en un avión hasta la otra parte del mundo y dejarnos imbuir por el espíritu encantador de la Polinesia. Cuando entremos lo haremos desde Mediterrània, para que tengamos esa sensación de ir de un lugar familiar para nosotros a destinos externos realmente distintos y refrescantes. A partir de nuestra entrada en el parque no pararemos de pasarlo bien y de descubrir todo tipo de experiencias.

Todas las zonas temáticas disponen de áreas donde se llevan a cabo espectáculos con bailes, humor y escenas de acción coreografiadas que sorprenderán a los visitantes. Todo el equipo de PortAventura World es muy profesional y se esfuerza a diario para que el recuerdo que se les quede a los usuarios de su paso por el parque sea inolvidable.

Lo mismo podemos decir de las atracciones, que ofrecen experiencias muy variadas y de todo tipo de niveles a fin de que todo el mundo pueda pasarlo bien poniendo a prueba sus límites. Algunas de las atracciones y montañas rusas más representativas son la Estampida o el Tomahawk, este último presentado a modo de versión infantil para los más jóvenes que no busquen tanta emoción. No podemos olvidarnos de los Rápidos del Gran Cañón, que nos llevan a través del agua de una manera tan emocionante que no nos importará nada los salpicones que suframos. También podemos recomendar el tren de la mina y dos montañas rusas que nos dejarán absolutamente maravillados: el Dragon Khan y Shambhala, que se ha convertido en una de las más rápidas del mundo entero. Estas dos montañas rusas son las que se recomiendan sin ninguna duda a los amantes de la acción y de las emociones fuertes, dado que sus diseños y la altura que alcanzan es verdaderamente espectacular.

Montaña rusa

Pero PortAventura Park con niños es mucho más. Por ejemplo, los niños pueden pasárselo en grande rodeados de personajes reconocibles por todos en la zona que se encuentra dedicada a Barrio Sésamo. Este es un lugar de diversión, risas y aprendizaje que no dejará a nadie indiferente y que hará la visita aún más perfecta para los jóvenes. Por su lado, también tenemos el anexo que proporciona Ferrari Land, el cual se abrió en el año 2007 y que también cuenta con una zona para niños, por lo que tiene capacidad para contentar a todos los visitantes que se introduzcan en este mundo de coches y velocidad.

El parque temático de Ferrari incluye múltiples atracciones, tiendas, restaurantes y todo tipo de experiencias que se encuentran relacionadas con el mundo de esta marca de coches y con las carreras. Y en Ferrari Land lo que no nos podemos perder por ninguno de los motivos es montarnos en su montaña rusa vertical, que tiene una altura de 112 metros y que es tan potente y espectacular que incluso ha superado a Shambhala en algunos de sus récords.

Hay que tener en cuenta que este parque está adyacente a PortAventura Park y Caribe Aquatic Park, por lo que es habitual que muchos de los visitantes decidan alojarse en uno de los hoteles del resort para tener la oportunidad de pasar un día en cada uno de los parques. Además de PortAventura Park y Ferrari Land, los visitantes se encuentran con Caribe Aquatic Park, que desde 2002 se ha convertido en uno de los mejores parques acuáticos del mundo. Más de 15 atracciones permiten a quienes se adentran en este parque acuático pasárselo en grande en todo tipo de toboganes y zonas de juegos tanto para niños como para adultos. De esta forma la experiencia de viajar a PortAventura World es más completa y satisfactoria, dado que tenemos tres parques temáticos en un mismo desplazamiento.

Las vacaciones de verano van a ser absolutamente inolvidables si las compartimos con la familia en PortAventura World, donde la diversión nunca termina gracias a todas las atracciones con las que cuenta, los espectáculos y las actividades. Pasarlo bien en este parque temático, liberar adrenalina en sus montañas rusas y disfrutar incluso de sus restaurantes será lo que consiga que nuestro verano sea perfecto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...