La temporada de nieve en su esplendor en Grandvalira

Grandvalira cuenta con una atractiva propuesta de actividades y planes après-ski para que pasemos un invierno inolvidable.

Con la temporada de invierno y nieve en su máximo esplendor es inevitable que nos concentremos en recomendaros experiencias que os permitan disfrutar de este momento del año de la mejor forma posible. Y esto coloca nuestra mirada sobre Grandvalira, donde tenemos tantas propuestas de ocio distintas que es fácil que cada miembro de la familia encuentre algo que le pueda satisfacer. Comenzando por los deportes de nieve y terminando por las actividades pensadas para los más pequeños de la casa.

El dominio de la nieve logra que Grandvalira pase a ser un referente. Lo consigue a través de las actividades après-ski, o dicho de otra forma, de aquellas cosas que podemos hacer después de una jornada de esquí. Cada vez más las estaciones de esquí extienden entre sus visitantes la importancia de disfrutar del día en el lugar y no limitarse simplemente a esquiar. Para ello Grandvalira ofrece actuaciones musicales en terrazas y sesiones de música y baile que se pueden disfrutar en lugares como L’Abarset y Nòrdic Lounge Gall del Bosc.

Los más jóvenes se lo pasarán en grande en dos lugares muy atractivos. Por un lado, Imaginarium Park en Grau Roig, y por otro, Mon(t) Magic, que está en el sector de Canillo. En ambos lugares se permite que los más pequeños descubran el esquí de una forma divertida y muy agradable para ellos.

Hay otras muchas actividades con las que Grandvalira se mete a los visitantes en el bolsillo. Un buen ejemplo de ello es la práctica del mushing, lo que permite descubrir la zona nevada de la región mientras avanzamos montados en trineos que están tirados por intrépidos perros huskie. Si buscamos una experiencia más emocionante, una buena oportunidad de lograrlo se encuentra en el uso de las motos de nieve que hay a disposición de los viajeros. Y no nos olvidemos del tubing o de la tirolina, que aportan emociones todavía más intensas para quienes están buscando una forma de hacer que su invierno sea inolvidable.

Y para terminar el año nada como el Iglú Hotel, un espacio de lo más romántico en el cual la Nochevieja se puede convertir en un momento del año absolutamente inolvidable. Hay pocas formas más emocionantes de celebrar el invierno y la Navidad que hacerlo en Grandvalira, disfrutando al máximo de sus propuestas que alternan el esquí con otras actividads en las que se exprime el potencial del après-ski.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...