La majestuosidad de los flamencos en la Laguna Salada de Málaga

Cada año este humedal andaluz, ubicado junto al pueblo de Fuente de Piedra, acoge a una colonia de flamencos de más de 40.000 ejemplares. Es la segunda más importante de Europa.

Hemos hablado varias ocasiones de migraciones de animales, y sin embargo hemos olvidado a los que visitan nuestra geografía. Precisamente una de las migraciones más impresionantes llega puntual cada invierno, cuando miles de flamencos comunes emigran en busca de un clima más cálido. Y qué mejor lugar para reposar que tierras andaluzas.

El fenómeno se instala en Fuente de Piedra, un pequeño pueblo blanco de la provincia de Málaga. Sus orígenes, como su nombre indica, están ligados al agua. Su manantial de aguas medicinales es conocido desde tiempos de los romanos, y en el siglo XVI llegaron a exportarse a Nápoles y América.. Hoy el agua y la humedad siguen siendo las protagonistas, y el rincón favorito de los flamencos.

Y es que a los pies del pueblo se extiende la Laguna Salada de Fuente de Piedra. Una laguna que se alimenta del agua de la lluvia y de la que llega por vía subterránea de los acuíferos cercanos. El contenido en sal es muy alto ya que en verano, cuando parte del agua se seca, esta permanece cristalizada en la superficie. De hecho, los romanos ya utilizaban este lugar para la extracción de sal, una actividad que se mantuvo hasta mediados del siglo XX.

A este lugar húmedo, rodeado de árboles y arbustos mediterráneos, acude cada año una colonia de flamencos superior a los 40.000 ejemplares. Es la más importante de España y la segunda de Europa, solo superada por la de la Camargue en Francia. Estas elegantes especies rosadas, de patas largas y majestuosos movimientos, desovan en la laguna y disfrutan del templado invierno mediterráneo.

Además de flamencos, en la Laguna Salada también se reúnen otras muchas especies de aves. Esto hace que el lugar cuente, a día de hoy, de varias denominaciones que velan por su protección. Es Reserva Natural por la Junta de Andalucía, y Zona de Protección Especial para Aves a nivel internacional. La importancia del humedal y de sus habitantes goza de reconocimiento en todo el mundo.

A día de hoy visitar la zona es muy fácil. El pueblo de Fuente de Piedra se encuentra a un lado de la autopista A-92, que conecta Andalucía de este a oeste. Hay vías y caminos que permiten observar las aves a una distancia aproximada de un kilómetro, y se ha instalado un centro de recepción que acoge a visitantes e investigadores. El lugar perfecto para conocer los secretos de la laguna, su flora, su fauna, y sus flamencos.

Aprovecha esta Semana Santa para conocer este fascinante lugar. Un paraíso de flamencos mucho más cerca de lo que jamás imaginaste.

Vía: Ocholeguas.com.

Foto: szeke.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...