Escapadas en diciembre: los mercadillos de Navidad en Alemania

En las ciudades alemanas se celebra la Navidad desde finales de noviembre hasta casi el mismo día de Navidad. Una muestra de ello son sus mercadillos navideños que llenan los sentidos de sus visitantes de agradables aromas, sabores y espectaculares luces adornando todas las esquinas. Un lugar perfecto para encontrar regalos especiales, juguetes de madera, dulces navideños, etc. El más conocido es el de la ciudad de Dresde, el Striezelmarkt, pero no es el único, están también el de Bremen, Dortmund , Nurnberg, Weimar o Stuttgart entre otros.

En estos momentos del año aparecen nuevos retos turísticos, cada ciudad intenta atraer para sí el mayor número posible de turistas y qué mejor excusa que los mercados de Navidad. En estos mercadillos podemos disfrutar de otros ambientes, otras culturas y otros estilos para compararlos y aprender a disfrutar de las fiestas como ellos. Europa es uno de los destinos turísticos más apreciados para ello, ya que muchas de las ciudades europeas viven la navidad de forma mágica, muy iluminada y con puestecitos muy típicos de cada uno de los lugares.

El Mercadillo de Dresden: el Striezelmarkt

En Europa uno de los países que tiene mejores puestecitos y propuestas de Navidad es Alemania, pero no es la única. Por toda Francia y en ciudades como Londres, Praga, Copenhague, Viena o Bruselas tienen sus fiestas navideñas destacadas con mercadillos de Navidad especiales, muy hermosos y dignos de visitar y disfrutar. Es un regalo para nuestros sentidos y si tenemos oportunidad, una buena escapada para el próximo puente de diciembre.

En Alemania tenemos la ciudad de Dresde, donde se organiza uno de los mercadillos navideños más antiguos de Europa: el Striezelmarkt, en la plaza de Altmarkt. Todo su centro histórico se convierte desde finales de noviembre y hasta Navidad en un gran mercado navideño. Sus calles se llenan de aroma de almendra garrapiñada, vendedores ambulantes, músicos  y dulces típicos navideños. En sus calles podemos encontrar originales regalos en sus más de doscientos cincuenta puestecitos navideños donde por encima de ellos se alza una pirámide de 14 metros de altura y de madera junto a un hermoso árbol de Navidad.  Los cantantes compiten al lado de la pirámide con sus canciones para ver quién lo hace mejor, todo un espectáculo.

No obstante, este no es el único mercadillo en Alemania, en todas sus ciudades encontrarás mercadillos. Por ejemplo destacamos otro de los mercadillos de Alemania muy conocidos: el mercadillo de Navidad de Bremen, un bonito escenario navideño como si fuera un cuento de hadas para ir con los más pequeños y donde tienes cerca de 170 puestecitos donde encontrar regalos, dulces navideños o vinos para degustar así como un espectáculo de luces y colores impresionante.

También tienes el mercadillo de Dortmund con cerca de 300 puestos de juguetes, artesanía y decoración, el de Nurnberg, con unos 180 puestecitos, el de Leipzig con unos 250 puestos navideños, el de Weimar (donde dicen que se erigió el primer árbol navideño) o el de Stuttgart. Todos ellos durante el adviento navideño adornan sus calles, sus puestecitos y toda la ciudad se convierte en un regalo para nuestros sentidos: luces, sonidos, olores y sabores.  Todos ellos comienzan a finales de noviembre y finalizan sobre el 22 ó el 23 de diciembre aproximadamente.

Foto | Daikrieg en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...