En camino la construcción de uno de los mayores cruceros del mundo

El crucero en el que trabaja Cunard zarpará en 2022 y se convertirá en el más grande de toda su flota.

Un crucero de grandes dimensiones

Si eres de esas personas a las que les encanta disfrutar de los cruceros estás de suerte, porque Cunard, una reconocida marca del sector, ha emitido un comunicado explicando que se ha aprobado el proyecto para fabricar un nuevo buque de enormes dimensiones. La marca ya cuenta con tres embarcaciones muy famosas: el Queen Mary 2, el Reina Victoria y el Reina Elazabeth. Pero ahora quiere reinventarse y construirá un nuevo barco de grandes dimensiones que será el mayor de toda su flota.

Aunque ya está todo preparado para que se comience a fabricar hasta el 2022 no podremos verlo en funcionamiento. Así lo explicaba Carnival Corporation, la empresa matriz de Cunard, que ha llegado a un acuerdo con el conocido astillero Fincatieri, ubicado en la parte del norte de Italia y que ya está fabricando otros buques para otras compañías muy reconocidas en el sector.

Desde el año 2010 Cunard no sorprendía a sus clientes con una nueva embarcación. En aquel entonces se presentó el Queen Mary y siete años después se ha aprobado este nuevo proyecto que será el más grande de su historia.

Hablamos de un nuevo buque que tendrá capacidad para unos 3000 pasajeros y que contará con numerosos habitáculos y servicios de gran lujo. Esta es precisamente la apuesta que está haciendo en la actualidad Cunard con sus embarcaciones. De hecho, ya ha invertido uno 120 millones de libras en reformar dos de sus buques más conocidos. Así, tanto el Queen Mary 2 como el Reina Victoria aparecían de nuevo en el mercado con una imagen totalmente renovada y unos servicios más modernos y cuidados.

En este sentido hay que destacar que estos buques ahora cuentan con más habitaciones con otro diseño y colorido, a las que se suman varias de lujo y otras denominadas Grand Suites, ya que cuentan con cocina propia, una sala de televisión y balcones dobles, entre otras cosas. Pero si algo ha destacado de la reforma que ha hecho Cunard en sus buques ha sido la renovación de sus bares y restaurantes, donde se puede disfrutar de una ginebra propia para cada una de estas embarcaciones. Ahora las “tres reinas”, como son conocidas popularmente, tienen su propia bebida para disfrutar de ella navegando por el mar.

La apuesta de Cunard es ambiciosa, pero después de más de 175 años ofreciendo estos servicios (los cumplió en 2015), la compañía ha pensado en ofrecer a sus clientes nuevas embarcaciones bien equipadas y con las mejores comodidades para poder realizar sus viajes. Para nosotros es una excelente noticia.

Foto: MustangJoe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...