Wicker Man, la montaña rusa que vuelve a los orígenes

Wicker Man es el nombre de la nueva montaña rusa que hará que el Alton Towers Resort atraiga de nuevo a los visitantes.

Una nueva montaña rusa

Si sois aficionados a las montañas rusas y os habéis cansado de ver cómo las últimas construidas son demasiado “tecnológicas”, os gustará saber que en Londres preparan una vuelta a los orígenes. El motivo es la nueva montaña rusa que se está construyendo en Alton Towers Resort y que recibirá el nombre de Wicker Man. Su particularidad se encuentra en que está siendo construida con madera siguiendo los procesos tradicionales, algo que no ocurre en Reino Unido desde hace 21 años.

Dicen los responsables del proyecto que con esta montaña rusa de tipo tradicional quieren conseguir reconectar a los usuarios con la experiencia emocionante y primaria de este tipo de atracciones. Por supuesto, la montaña rusa contará con una infraestructura sólida e impresionante que a priori no dejará a nadie indiferente.

La estructura central tendrá una altura de casi 18 metros que equivaldrá a un edificio de seis plantas. Lo más loco es que habrá fuego auténtico que hará que ciertos elementos de la montaña rusa se incendien mientras los pasajeros están montados en ella.

Literalmente desde Alton Towers Resort la definen como una experiencia capaz de transmitir un infierno de emoción, algo en lo que jugará un papel determinante que los elementos principales de la montaña rusa sean el fuego y la madera. Aunque a priori pueda parecer una locura, es de imaginar que se están aplicando técnicas de construcción modernas y ciertos componentes que recubrirán la madera y que ayudarán a que el fuego quede aislado de manera conveniente. Aún así, no hay fecha de apertura todavía y aunque se espera que esté disponible en primavera de 2018, sus creadores todavía no se animan a dar una fecha concreta. Dicen, eso sí, que intentarán que esté lista para el inicio de la temporada porque saben que habrá mucha gente que visite el parque solo para montarse en ella.

Hay que retroceder al año 1996 para recordar la última apertura hasta la fecha de una montaña rusa de madera en Reino Unido. Por aquel entonces se trataba de Megafobia, de Oakwood, en Pembrokeshire. Han pasado 21 años y ahora la tecnología de construcción disponible permite hacer auténticas barbaridades a los especialistas que están al frente del proyecto. Todo apunta a que conseguirán atraer a visitantes del mundo entero ansiosos de probar emociones fuertes en una montaña rusa que quizá podría inspirar a que se construyan otras de similares características a lo largo del mundo.

Vía: Alton Towers

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...