Siam Park, el mejor parque acuático del mundo

El parque acuático Siam Park de Tenerife ha sido elegido por sexto año consecutivo como el mejor de todo el mundo.

Cuando el nombre de España destaca en algunas de las categorías turísticas más importantes del mundo recibiendo todo tipo de premios normalmente no nos sorprendemos del todo. Sabemos que tenemos una gastronomía deliciosa y sana, que algunas de nuestras ciudades son verdaderos remansos de paz para el turista y que además el país cuenta con cultura y diversión a partes iguales. Pero la sorpresa se sigue apoderando de muchas personas cuando descubren que es en España donde se encuentra el parque acuático mejor valorado del mundo. Y esto no es algo que haya ocurrido en una ocasión, sino que ya son seis veces consecutivas las que el Siam Park de Tenerife se ha hecho con este título. Y seis veces podemos decir que no son, ni mucho menos, una casualidad.

Los premios en cuestión de los que hablamos son los TripAdvisor Travellers’ Choice, que se eligen en base a las opiniones de los usuarios de la plataforma. Queda dicho, por tanto, que no son unos premios cualquiera. Y tampoco se puede decir que el parque acuático de Tenerife lo tenga fácil, dado que la competencia es muy dura. Los resultados de los premios han concedido el segundo puesto al famoso Atlantis Aquaventure Waterpark que se encuentra en Dubái y que es orgullo de esta región de Emiratos Árabes Unidos.

El top también cuenta con la presencia del australiano Wetside Water Park en tercera posición, el Eco Parque Arraial d’Ajuda de Brasil en cuarta y en quinta plaza Disney’s Typhoon Lagoon Water Park de Florida. Las empresas como Disney siempre intentan apuntar a lo más alto en cuanto a conseguir la satisfacción del público, pero en casos como este se demuestra el poder de algunos parques acuáticos que destacan de forma especial, como es el caso del Siam Park.

El Siam Park tuvo claro desde su inauguración en el ya lejano año 2008 que la temática por la cual se optaría no optaría por los típicos recursos que hagan equipo con el turismo de la región. En lugar de ello se eligió una temática de inspiración tailandesa para hacer partícipes a los visitantes en una experiencia llena de misterio y emoción a partes iguales. Uno de los puntos fuertes del parque acuático es la decoración, la manera en la que se nos traslada a una Tailandia clásica llena de historia y tradición. Vivimos en los reinos de Siam con toda la leyenda que se esconde dentro de sus paredes.

Adrenalina máxima

Los toboganes acuáticos están rodeados por vegetación y mar, pero sobre todo por estructuras exóticas y por estatuas y representaciones de la Tailandia más antigua y misteriosa. La enorme presencia de un dragón conquista a todos los que visitan el Siam Park, que encuentran el parque dividido en distintas zonas pensadas para un tipo u otro de público. Durante nuestro tiempo en el parque podemos optar por la relajación, por las atracciones en familia o por las atracciones llenas de más energía y adrenalina que nos permitirán disfrutar al límite. En este último grupo es donde se incluye Dragón, el tobogán de embudo en vertical donde flotadores formados por cuatro personas se podrán arriesgar a encontrarse cara a cara con el ser mitológico que da nombre a la atracción. Quienes lo prueban aseguran que se trata de una de esas experiencias espectaculares porque realmente da la oportunidad de sentir en nuestra propia piel lo que significa la gravedad cero.

Otra de las atracciones que pondrá a prueba nuestra adrenalina es la Tower of Power. Este tobogán tampoco es para todos los públicos, dado que solo los valientes se podrán deslizar por él. Tiene una altura de 28 metros y permite que alcancemos una velocidad de un máximo de 80 kilómetros por hora. Lo más sorprendente es que cuando llegamos al final nos encontramos con un acuario de enormes dimensiones en el que veremos mantas y tiburones. Eso hará que la caída resulte aún más espectacular y que tengamos los nervios a flor de piel por mucho que sepamos que nos encontramos totalmente a salvo.

En Vulcano de nuevo compartiremos flotador para un máximo de cuatro ocupantes, pero esta vez nos tiraremos por un tobogán que se desarrolla en oscuridad. La ausencia de luz inicial se verá contrarrestada posteriormente con un espectáculo lumínico que representará que hemos entrado dentro del volcán. Esto también se verá acompañado por el aumento de velocidad que nos llevará al final del recorrido. Además, contamos con dos opciones de rápidos: los de Patong y los de Mekong, disfrutables mucho más entre risas con los amigos, y una buena forma de que disfrutemos también del paisaje de la región. En Kinnaree tenemos un tobogán lleno de curvas con un misterio que descubrir, y por último Singha es una montaña rusa en toda regla con bajada de 18 metros.

Las atracciones para toda la familia

Nadie se tiene que preocupar si tiene «alergia» a la emoción y la adrenalina, dado que Siam Park también dispone de una amplia selección de atracciones que están pensadas para toda la familia. En ellas se mantiene la diversión y lo preciosista de los recorridos, con un nivel de detalle que sorprenderá a todos los que se animen a probar estos toboganes. Algunas de estas atracciones son representaciones a pequeña escala de las atracciones de los adultos, dado que principalmente se dirigen a los más pequeños de la casa. Algunos buenos ejemplos son Jungle Snake, Sawasdee, The Lost City o The Giant.

Parque acuático

En esta zona también destaca The Wave Palace, que se trata de la piscina con las olas artificiales más grandes del mundo: nada más y nada menos que 3 metros de alto. Con esta altura los más intrépidos tendrán la oportunidad de intentar surfearla y todos podrán disfrutarla para descubrir una experiencia de lo más emocionante. Además, los responsables del parque tienen un servicio que permite el alquiler de la piscina de olas para hacer surf si somos un grupo de amigos que queramos tranquilidad y privacidad. Otro buen lugar en la misma línea es Coco Beach, una playa propia con olas también muy grandes y que ofrece la oportunidad de pasar las horas tranquilamente con restaurantes y diversión. Y no olvidemos la atracción Naga Racer, que habilita que podamos liberar adrenalina haciendo carreras con nuestros amigos.

Relajación para nuestros sentidos

El río tropical Mai Thai River es una de las formas más adecuadas de representar lo que se entiende como relajación, el tercer pilar en el que se dividen las atracciones y propuestas de Siam Park. Este exótico río permite que los visitantes se deslicen en sus flotadores tranquilamente viendo el paisaje y deleitándose con lo que tienen a su alrededor sin complicaciones. También es posible ir a la playa de Siam Beach, que tiene una arena espectacular, alojarse en las cabañas, disfrutar de masajes en el Champagne Club, comprar recuerdos en el Mercado Flotante o ver un divertido espectáculo de Leones Marinos.

Se puede entender porqué Siam Park destaca durante tantos años como el mejor parque acuático del mundo, dado que no solo ofrece solidez, seguridad y diversión, sino que además cuenta con todos los tipos de visitante y tiene unas atracciones de lo más modernas. El uso de efectos de luz, la gravedad cero y muchos otros recursos igual de novedosos hacen que este parque acuático de Tenerife siga triunfando más de diez años después de su inauguración.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...