McKamey Manor, el viaje más terrorífico a California

Si visitamos California tendremos la oportunidad de visitar la casa del terror más terrorífica del mundo, una experiencia muy peligrosa.

California tiene la atracción más terrorífica del mundo

Halloween ya ha pasado, pero aunque pensemos que ya hemos dejado atrás todo lo relacionado con dar salida a nuestros miedos más profundos, la realidad es distinta. Si nos encontramos con un buen plan suficientemente atractivo, nuestro morbo hacia pasar miedo volverá a dejarse ver con facilidad. Así que imaginamos que si sois amantes de las emociones fuertes os gustará conocer McKamey Manor por mucho que la festividad de los muertos ya haya pasado.

Y quizá habríamos esperado al próximo año, a las fechas de Halloween, para hablar de McKamey Manor, pero nos ha sorprendido tanto la propuesta que no podemos dejarla de lado. Se trata de una experiencia interactiva, terrorífica e incluso un poco peligrosa. Sus responsables realizan un aviso a navegantes para dejarles claro que lo que se van a encontrar no tiene nada parecido a ninguna otra cosa que hayan conocido o experimentado en el pasado. No es una casa del terror donde nos den un susto o dos, no es un lugar en el que entremos para que nos asuste alguien con una máscara cutre, es una atracción que lleva a los clientes a vivir un evento que no se olvida con facilidad.

No está permitido que entren personas menores de 21 años y se tiene que firmar un contrato de compromiso que incluye mucha letra pequeña, como que los clientes no tienen derecho a tocar a los actores y empleados de la experiencia. Pero ellos, en cambio, sí están autorizados.

Y todo está permitido para dar miedo a quienes decidan participar en la atracción. Los valientes que se atrevan a entrar en McKamey Manor, que antiguamente se dice que fue un psiquiátrico donde hubo muchos asesinatos, se van a encontrar con una experiencia extrema. Les tirarán sangre encima, les pondrán arañas en la cabeza, les meterán en jaulas, les atarán, los perseguirán, les obligarán a comer cosas asquerosas, como huevos que se han podrido… con solo ver las fotografías de la experiencia es fácil hacerse a la idea de que esto es algo absolutamente radical y distinto a todo.

Se realizan muchos avisos acerca de lo que se debe tener en cuenta antes de participar en la experiencia y el motivo es bueno, dado que las estadísticas indican que muy pocas personas son capaces de recorrer el recorrido completo. Hay dos versiones, la estándar, que tiene una duración de entre 2 y 4 horas, y la completa, cuya duración puede llegar a las 7 horas. Dicen que algunos marines, entrenados para el combate, no han conseguido terminar el recorrido en su totalidad. Para quienes busquen emociones fuertes en California, no se nos ocurre un plan mejor, aunque requiere reservar plaza por adelantado y cada año el recorrido es distinto.

Vía: McKamey Manor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...