El pato de goma gigante que recorre el mundo

El artista holandés Florentijn Hofman ha diseñado, entre otras muchas obras, una serie de patos de goma de grandes dimensiones que visitan distintos lugares del mundo. Desde ahora y hasta el 9 de junio ha instalado uno de 16,5 metros frente al puerto de Hong Kong, pero quién sabe qué le depara el futuro…

Pato de goma gigante

En el mundo del arte no está todo inventado, y así lo demuestran artistas de todo el mundo. Mientras algunas obras acaparan los museos más destacados del planeta, otras sorprenden a la población en el lugar más inesperado. Es el caso de este pato de goma gigante que recorre el planeta. Una creación del artista holandés Florentijn Hofman que acaba de instalarse en el puerto de Hong Kong con un gran recibimiento.

El pato ha entrado en el puerto cual crucero, y ha sido recibido por una banda de música y miles de flashes. La expectación ha sido muy elevada, tanto que el propio autor la definía como abrumadora. Las multitudes contemplaban desde tierra y desde las oficinas, y los medios de comunicación han hecho un seguimiento de la llegada. Ha sido la bienvenida más grande que ha vivido el patito. Si tuviera lacrimales, lloraría de la emoción.

Muchos se mostrarán escépticos al definir este inmenso animal de plástico como arte. Sin embargo, logra el objetivo de causar emociones diversas en el espectador. “Si te hace sonreír, está bien. Pero quizás te haga llorar al pensar sobre el entorno urbano. Mi trabajo no es dar respuestas, sino cuestionar preguntas”, afirma Hofman.

Del mismo modo, defiende que su obra no es solo para niños, y en este caso le atribuye reflexiones muy distintas. Para Hofman el pato gigante “te hace sentir joven de nuevo“. “Te recuerda a la infancia, cuando no había estrés ni presiones económicas, ni preocupaciones sobre pagar el alquiler”. Como vemos, una sola obra y un sinfín de ideas asociadas. Al menos, a ojos del autor.

Divertido, excéntrico o innecesario, lo cierto es que el pato de Hoffman ya ha recorrido diversos puertos de todo el mundo. El más grande se instaló en Saint Nazaire, en la región francesa del Loria y cerca de Nantes. Sumaba 26 metros de altura. Versiones más pequeñas han visitado los puertos de Ámsterdam, Sidney, Osaka, Auckland o Sao Paulo.

El de Hong Kong es el segundo mayor pato que ha navegado por los mares del mundo. Mide 16,5 metros y se mantendrá sujeto frente al puerto gracias a tres grandes anclas. Al ser hueco por dentro, las bombas de aire trabajan sin interrupción para mantenerlo hinchado.

La instalación permanecerá en esta urbe china hasta el próximo 9 junio. Y luego volverá a viajar. Sabemos que su próximo destino será algún lugar de Estados Unidos, pero el autor no quiere dar detalles hasta una semana antes de su traslado. Si queréis seguir su pista, tendréis que estar atentos. Es una forma original de determinar el destino del próximo viaje, ¿no os parece?

Por cierto, la experiencia propuesta por Hoffman ha tenido imitaciones en otros lugares del mundo. El pasado año la web de juegos online Jackpotjoy instaló un pato de 15 metros y media tonelada en el Támesis. El objetivo era promocionar su Fundación en Facebook, destinada a recaudar dinero para ideas creativas y divertidas como esta.

Foto: hiroshi_nishino.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...