La Catedral Santa María de las Flores en Florencia

Si estás en la maravillosa y hermosa ciudad de Florencia, entonces no te olvides de visitar la Basílica de Santa María del Fiore, catedral de la archidiócesis católica romana de Florencia. La catedral es una clara muestra del arte gótico, así como también del primer Renacimiento italiano. A lo largo del tiempo, ha sido un lugar admirado y representativo, por ejemplo, durante los siglos XIII y XIV, fue símbolo de la riqueza y del poder de la capital toscana; en la actualidad, es uno de los edificios más grandes de la cristiandad. Su nombre, traducido al español, quiere decir “Santa María de la Flor” y se refiere al lirio, gran símbolo característico de Florencia. Sin embargo, hay una leyenda paralela que afirma que el nombre se debe al antiguo pueblo llamado Fiorenza.

Si estás en la maravillosa y hermosa ciudad de Florencia, entonces no te olvides de visitar la Basílica de Santa María del Fiore, catedral de la archidiócesis católica romana de Florencia. La catedral es una clara muestra del arte gótico, así como también del primer Renacimiento italiano y una razón genial por la que reservar alojamiento en Florencia. A lo largo del tiempo, ha sido un lugar admirado y representativo, por ejemplo, durante los siglos XIII y XIV, fue símbolo de la riqueza y del poder de la capital toscana; en la actualidad, es uno de los edificios más grandes de la cristiandad. Su nombre, traducido al español, quiere decir “Santa María de la Flor” y se refiere al lirio, gran símbolo característico de Florencia. Sin embargo, hay una leyenda paralela que afirma que el nombre se debe al antiguo pueblo llamado Fiorenza.

¡Demos una vista más de cerca de la Catedral de Santa María del Fiore! Algunas de las características que más sobresalen de la catedral, son: la cúpula de Brunelleschi, el campanario independiente del Giotto (con 82 metros de altura) y el baptisterio de San Juan. Este último, fue construido en Florencia luego de que se construyeron la Basílica de Santa Cruz y Santa María Novella, con las mundialmente conocidas puertas de bronce de Ghiberti. Sin duda, una de las joyas, no sólo artísticas sino también arquitectónicas de Florencia, es el conjunto (formado por la iglesia), el campanario y el baptisterio; todos ellos ubicados en el centro de la ciudad.

Si vemos dentro de la catedral, encontraremos impresionantes vitrales, de los cuales la mayoría datan de 1434-1445 y algunos fueron proyectados por Ghiberti. El suelo que se encuentra debajo de nuestros pies es de mármol de la época de 1526-1660. Diferentes artistas han intervenido en la construcción y remodelación de la catedral, uno de ellos fue Benedetto y Giuliano da maiano, realizando los plafones de la sacristía. Andrea del Castagno, es la creadora del fresco de Niccolò da Tolentino a caballo, ubicado en el muro del norte de la catedral; Luca Della Robbia, se encargó de los relieves de la Resurrección y Ascensión que se encuentran en la parte superior de la puerta de la sacristía. En esta misma puerta, se pueden encontrar obras de Michelozzo, al igual que en la galería del coro, actualmente conocida como el Museo del Duomo.

Santa Maria del Fiore
Foto: torebue en Flickr

Si continuamos viendo los aportes artísticos de los distintos creadores, veremos que Domenico di Michelino, tuvo a su cargo al Dante explicando la Divina Comedia, ubicado en el muro norte; mientas que Donatello realizó cabezas de un profeta y una sibila, en el lado sur del exterior y en la galería del coro, que como ya hemos visto, es el actual Museo del Duomo. Otros artistas como Davide y Domenico Ghirlandaio, Nanni di Banco, Paolo Uccello, Filippo Brunelleschi, Giorgio Vasari y Federico Zuccaro, participaron en la construcción de diferentes partes y esculturas de la catedral.



La cúpula de la Catedral de Santa María de las Flores, mide 45 metros de ancho y originalmente, fue una construcción hecha en madera, construida por Arnolfo di Cambio. La razón por la cual la cúpula es una obra de arte incomparable y particular, es porque construir una cúpula sobre el presbiterio, traía muchos problemas técnicos que Arnolfo di Cambio supo solucionar a la perfección. La construcción pesa alrededor de 37.000 toneladas métricas y cuenta con más de 4 millones de ladrillos. Di Cambio, tuvo que llevar a cabo distintos modelos y dibujos no sólo antes, sino también durante la construcción.

Por otro lado, Brunelleschi, inventó máquinas elevadoras especiales y grúas, las cuales sirvieron para izar las piedras más grandes y pesadas. Las máquinas fueron especialmente diseñadas y se utilizaron técnicas de masonería que contribuyeron de manera significante a la construcción. De igual manera, en la cúpula se hizo uso de refuerzos horizontales de tirantes de piedra y hierro, con la finalidad de preparar el camino para las ideas de reforzamiento de hierro y acero que se utilizaron muchos siglos después. ¡Nadie puede negar que desde el primer momento de la construcción de la Cúpula de Florencia, cada cosa y pequeño detalle que se ha hecho, ha sido considerado como perfecto!

Santa Maria de las Flores
Foto: Sparky Jen en Flickr

Sigamos viendo las maravillas de la catedral y detengámonos un momento en la Estatua de Brunelleschi, la cual se encuentra fuera del Palazzo dei Canonici en la Piazza del Duomo. Esta estatua se encuentra mirando su obra capital y con una mirada pensativa, deja entendido que la cúpula iba a dominar el panorama de Florencia para siempre. A estas alturas, es muy probable que muchos se hayan preguntado ¿cuándo se inició la construcción de la catedral? Pues bien, se sabe que fue en el año 1296, con el diseño de Arnolfo di Cambio, pero se finalizó en 1469 por Verrochio. Sin embargo, fue recién varios años después, que se logró completar la fachada de la catedral.

Algo que no se puede dejar pasar por alto, es que la catedral fue construida con fondos públicos, por lo que muchos objetos de arte, se encuentran dedicados a personajes representativos, así como también a líderes militares de la gran Florencia. Un ejemplo claro de este, es la Pintura dedicada a Dante y la Divina Comedia, de Domenico di Michelino. La pintura fue hecha en el año 1465 y muestra no sólo algunas escenas de la Divina Comedia, donde se puede apreciar a la Florencia de esa misma fecha, sino que también muestra la Florencia que ni Dante mismo habría podido ver en aquellos tiempos. También podremos apreciar el fresco de la Estatua Ecuestre de John Hawkwood, realizado por Paolo Uccello, en 1436. Este fresco es casi unicolor y fue transferido a tela en el siglo XIX. La Estatua Ecuestre de Niccoló da Tolentino, hecha por Andrea del Castagno en 1456, es un fresco que fue transferido a tela en el siglo XIX.

Se encuentra pintado en un color muy parecido al color el mármol y posee ricas decoraciones que dan una impresión de mayor movimiento.

santa maria del fiore
Foto: Juergen Kurlvink en Flickr

¿Ya te animaste a visitar la bellísima Catedral de Santa María de las Flores?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...