Glaciares africanos

África es mucho más que paisajes desérticos y safaris. Como en gran parte del mundo, aquí también podemos encontrar paisajes nevados y bloques de hielo imponentes

Si te preguntan qué es lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en un viaje al continente africano seguramente todos los paisajes que puedes imaginarte están relacionados con selvas, desiertos y safaris. Sin embargo, no podemos olvidarnos que no todo aquí tiene que ver con temperaturas altas y agotadoras.

En Tanzania, el Monte Kilimanjaro se impone por su paisaje nevado

Claro, puede parecer un tanto extraño escuchar decir esto sobre el continente negro en el que los principales atractivos son las junglas, las pirámides y el tan famoso Desierto del Zahara pero la realidad es que hay lugares en donde podremos encontrar paisajes propios de lugares donde el invierno llega a ser crudo.

Así como los glaciares de El Calafate en Argentina o como los hielos de Alaska y Canadá se imponen constantemente como atractivos turísticos de mayor calidad, no debemos pasar por alto la oportunidad de apreciar icebergs dentro del continente negro. Para eso, sólo debemos elegir tres puntos específicos: Tanzania, Uganda y Kenia.

En este último territorio se distingue el Monte Kenia, distinguido principalmente por ser el segundo más alto del continente. Aquí, los paisajes blancos se imponen a través de numerosos icebergs que, a su vez, se entremezclan con diferentes hábitats naturales que conviven dentro del Parque Nacional Así, a lo largo del paseo podremos entrar en contacto también con selvas, bosques de bambú, montes y valles.

Por su parte, en Tanzania se destaca el bellísimo Monte Kilimanjaro, conocido a nivel mundial por el volcán que actualmente se encuentra inactivo y que, como el lugar que hoy distinguimos, forma parte del Parque Nacional de Kilimanjaro, predio declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987.

Al tener el pico más alto de toda África (llega a alcanzar los 4.600 metros), en la cumbre podremos encontrar los bloques de hielo que se combinan en el paisaje nevado de la montaña y al mismo tiempo, se funde con los conos volcánicos que todavía dicen presente. Sin lugar a dudas, subir lo más alto que nuestro cuerpo nos lo permita es una de las actividades más apasionantes en el país aunque es importante tener en cuenta que las épocas recomendadas son de diciembre a marzo y de junio a agosto.

Finalmente, en Uganda debemos visitar la cadena montañosa de Rwenzore en cuyos picos constantemente nevados se encuentran albergados enormes glaciares que incluso pueden distinguirse desde los puntos más alejados del lugar. Lamentablemente y como consecuencia del calentamiento global, ésta es una de las zonas más afectadas del continente.

Esto es algo que vale la pena aclarar porque si quieres conocer el mayor atractivo de Uganda debes hacerlo cuanto antes porque el tiempo avanza a pasos agigantados. Un dato  para comprenderlo es que en 1903 eran 40 los bloques de hielo que se expandían a lo largo de 7 kilómetros mientras que en la actualidad quedan tan sólo 20 repartidos en 1,5 kilómetros.

Fotos: twiga269 ॐ FreeTIBET en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...