Descubriendo paisajes al natural

Aunque parezca que ya no quedan, todavía existen espacios vírgenes en el continente europeo que merecen la pena ser admirados. Conoce los sitios al natural mejor conservados

Dentro del continente europeo podemos encontrar una gran variedad de contrastes y paisajes que se distinguen por la imponencia que les brinda la madre tierra. Lamentablemente, como todo en este mundo globalizado, la mayoría de ellos han sido tocados por la mano del hombre, por lo que su belleza natural se ha visto modificada.

Bialowiesa es el bosque natural mejor conservado de Europa

Sin embargo, si aprovechamos alguno de los tantos vuelos económicos que tenemos para movilizarnos dentro del viejo continente podremos darnos cuenta de que todavía quedan algunos completamente vírgenes que se mantienen alejados de los efectos provocados por el ser humano.

En primer lugar, te sugiero que conozcas la espectacular cadena montañosa de Hoe Tauern, ubicada en los cerros de Brenner, en el corazón de los Alpes. Este sistema cordillerano se encuentra unido a un Parque Natural que se extiende a lo largo de 1.800 metros cuadrados. Dividida en cinco áreas distintas, los picos de Hoe Tauern tienen una altura envidiable que incluso pueden superar los 3700 metros sobre el nivel del mar.

Y de las montañas y el vértigo provocado por la altitud, nos trasladamos a un terreno completamente diferente en Austria. Aquí, entre las ciudades de Bratislava y Viena, se encuentra emplazado el Parque Nacional Danubio – Auen el único sitio de toda Europa que aún conserva un paisaje de pantanos envidiable. Si bien la presencia del Danubio, que recorre los 93 kilómetros que abarca el predio, es de gran interés turístico, la gran cantidad de charcos de fango asombra en un entorno donde habitan distintas especies animales y vegetales.

Siguiendo en la línea de las aguas más encantadoras del planeta, podremos viajar hasta las tierras que se unen gracias a la presencia de la belleza del mar Frisia. Bañando las costas de Dinamarca, Holanda, Alemania y las Islas Frisias y, mezclándose a su vez con el mar del norte, este espectacular acuífero se expande a través de 450 metros de largo y se caracteriza principalmente por ser el hábitat natural de diferentes especies de flora y fauna. Tal es la belleza de estas aguas que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Por otra parte, si creías que para disfrutar plenamente de una selva tendrías que hacerte una escapada hasta tierras africanas, debes saber que entre Polonia y Bielorrusia se encuentra Bialowieza, un bosque virgen que se extiende a lo largo de 10 mil hectáreas y aún así logra preservar sus características naturales.

Como Reserva de la Biófesra desde 1976 y Patrimonio de la Humanidad desde 1979, es uno de los terrenos más espectaculares de Europa. Y como si fuera poco, aquí habita una de las especies más extraordinarias del continente: el bisonte europeo.

Fotos: vlod007

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...