Viajar en el Titanic será posible a partir de 2022

Todo está cada vez más listo para que el Titanic II zarpe en 2022 permitiendo a los interesados disfrutar de la misma ruta original.

Viajar en el Titanic será posible a partir de 2022

Algunos empresarios millonarios tienen ideas locas con las que pueden tocar el cielo de los negocios o darse un buen batacazo. En el caso del australiano Clive Palmer, posiblemente nos encontraremos con que su idea, largamente pospuesta por falta de apoyo y diversos problemas, se convertirá en todo un éxito. Al menos es lo que resulta fácil imaginar, dado que lo que tiene entre manos es nada más y nada menos que la puesta en marcha del Titanic II, un crucero que será exactamente idéntico al barco original que se hundió trágicamente.

Por supuesto, será igual, pero con cambios y mejoras, principalmente técnicas. El navío contará con los últimos sistemas de seguridad y tecnología, así que nadie debería temer que se vuelva a producir un accidente como el que sufrió el primer Titanic. Sería cuestión de mala suerte que el barco encontrara algún tipo de problema en el desarrollo del crucero, algo en lo que, no obstante, suponemos que los supersticiosos tienen la mirada puesta.

El Titanic II recreará el espíritu del barco original en todos los detalles. Zarpará en 2022 y aún se desconoce el precio de los pasajes, pero posiblemente no serán nada parecidos a los del primer Titanic, sino que alcanzarán cantidades muy superiores y equivalentes al lujo en la actualidad.

Solo hay que ver las fotos publicadas hasta el momento para ver que el barco es todo un sueño hecho realidad para los entusiastas del Titanic y de su historia. Habrá los mismos camarotes y el interior de estos será exactamente el que se disfrutó en el primer barco. Esto significa que los camarotes de tercera clase, aunque posiblemente no tendrán un precio muy asequible, solo ofrecerán al viajero una litera. Si pagamos el billete de un camarote de segunda a la litera le sumarán dos elementos que tampoco tenemos claro si justificarán el cargo adicional, dado que solo serán un tocador y un sofá. El plato fuerte será la primera clase, dado que en ella tendremos el lujoso espacio de las suites que tuvo el barco original. Y eso sí que son palabras mayores.

En total el barco contará con 2400 personas en su interior, aunque 900 estarán representadas por la tripulación. El diseño del barco, las instancias y prácticamente todos los detalles van a ser una copia realista del modelo original que es de sobras conocido. Por ejemplo, un detalle curioso será el gimnasio, que dispondrá de la maquinaria que había en el original, como remos para hacer deporte, y ninguna de las comodidades de la actualidad. Lo mismo pasará en el comedor, que será muy sencillo, con grandes mesas aportando privacidad. También se podrá bajar por las ya míticas escaleras del barco y atravesar sus distintas instancias.

gimnasio titanic

Respecto a la película, que somos conscientes de que es lo primero que se nos viene a la cabeza al hablar de Titanic, notaremos cambios, dado que en el cine se hizo todo un poco más bonito en algunos detalles. Pero en general se puede apreciar que este Titanic II mantiene toda la magia y la historia del primer barco. Como decíamos, esperemos que todo sea realista, pero siempre garantizando un viaje seguro para las personas que decidan disfrutar de la experiencia.

El crucero tendrá una duración de dos semanas, partiendo desde Southampton en Reino Unido y poniendo rumbo hacia Nueva York. En el momento en el que los pasajeros suban al barco recibirán ropa y accesorios que les permitirán introducirse al máximo en el espíritu original del Titanic, dado que serán prendas que imitarán las que se usaban en la época. Lo que no sabemos es si habrá distinciones en cuanto a la forma de vestir entre las personas de primera, segunda y tercera clase. Nos podemos imaginar grandes y lujosos vestidos en primera y prendas descoloridas y un poco estropeadas en tercera, aunque esperamos que no se esté buscando ese nivel de realismo por bien de la experiencia de los viajeros.

Como proyecto es de lo más curioso. Si consiguieran invitar a Leonardo DiCaprio para que tomara parte en la experiencia seguro que sería un éxito absoluto, aunque nos da en la nariz que el crucero va a ser un éxito de cualquier modo. Al margen de quienes piensen que todo es un poco extraño, que tiene demasiado morbo siniestro y que en general es una oda a llamar al mal tiempo, habrá multitud de personas con dinero en el bolsillo que querrán contar a todos sus conocidos que han viajado en el Titanic. Por esa exclusividad seguro que los pasajes, incluso los de tercera clase, se venden a unos precios de auténtico lujo. Sobre todo porque imaginamos que no se dirá si habrá segundo crucero o no hasta dentro de un tiempo para que los interesados no duden en hacer la compra de los primeros billetes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...