Unas vacaciones de cine en Valladolid

Disfruta del patrimonio que te ofrece la ciudad bajo el telón de fondo de la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

Claqueta festival Valladolid

Para que luego no se diga que no os avisamos con tiempo de antelación, que ya no quedan hoteles disponibles o que el compañero de trabajo se ha adelantado y os ha pillado las vacaciones. Pues para que no ocurra nada de esto nos adelantamos para informaros que en octubre tendrá lugar la Semana Internacional de Cine de Valladolid de cine de autor, concretamente del 19 al 25.

Que tus vacaciones coincidan con un festival de cine es una muy buena noticia para cualquier aficionado al cine, pero también para todas aquellas personas a las que os guste disfrutar de una ciudad más viva, con movimiento y opciones de ocio culturales.

El Seminci, como se llama de forma abreviada, nació en 1956 como Semana de Cine Religioso de Valladolid. Tan sólo cuatro años después la organización empezó admitir películas que, aunque se escaparan al contenido estrictamente religioso, trataran valores humanos y comprometidos. 1973 fue el año en el que se eliminó definitivamente la restricción temática y el nombre cambió al actual que conocemos ahora.

En esta edición, que es la número 59, el país invitado será Turquía. El cine de este país será el protagonista en los diferentes actos que se han organizado en su honor, entre ellos: una mesa redonda y una selección retrospectiva de su cinematografía que, a su vez, servirá para editar un libro. Destacan también los talleres y clases abiertas al público que vienen siendo todo un éxito cada año.

Iglesia Vera Cruz Valladolid

Pero suponemos que, además de disfrutar del buen cine, también querrás aprovechar para recorrerte la ciudad. Algunos de los puntos de interés que debes visitar son los siguientes: la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, la Iglesia de San Pablo y la plaza del mismo nombre, la idílica Iglesia de Santa María la Antigua, el Palacio de Pimentel y el Real, la Plaza Mayor con los edificios públicos, el Monasterio de San Benito El Real, el Palacio del Marqués de Valverde, el de Fabio Nelly, la Casa Mantilla, etc.

Como veis hay monumentos para no parar ni un solo instante. Os recomendamos uno un tanto especial, pues no es un monumento en sí sino una calle. Me refiero a la calle de la Platería que podéis contemplar en la imagen, una auténtica joya urbanística ejemplo del estilo renacentista característico de finales del siglo XVI.

Fuentes / Seminci y Wikipedia

Foto / Rastrojo y Nicolás Pérez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...