Titanic II, todo lo que necesitas saber sobre el nuevo barco

En el año 2018 el Titanic II será una realidad y representará toda la magia que acompañó al primer barco.

El nacimiento del Titanic 2

El Atlántico protagonizó en el año 1912 uno de los acontecimientos más terribles ocurridos en la historia marítima: el hundimiento del Titanic. Es uno de esos sucesos que han quedado marcados a fuego en la historia, porque fue un suceso trágico en el que fallecieron más de 1500 personas (unos cuantos españoles, algo que no se suele recordar). La historia se adaptó al cine en una película épica y ahora el recuerdo por el Titanic está comenzando a reavivar su chispa. Hace poco tiempo se organizó una interesante exposición con elementos recuperados de la embarcación y lo próximo que ocurrirá será el estreno del Titanic II en el año 2018.

De este proyecto se está encargando la empresa australiana Blue Star Line, que está dispuesta a utilizar el nombre del icónico barco de una manera adecuada. Su plan se trata de crear una réplica absoluta en la que coincidan todos los aspectos de la embarcación, pero con un nivel de seguridad mucho más elevado. ¿Pero es una buena idea llevar a cabo este proyecto? ¿Quién se atreverá a convertirse en uno de sus primeros pasajeros?

El multimillonario australiano Clive Palmer es quien se ha hecho cargo del proyecto. Ha visto en esta idea un sueño que muchas personas han tenido y que él tiene poder para hacer realidad. Pero como indicamos, hay mucho que comentar, valorar y analizar antes de que vayamos corriendo a por nuestra tarjeta de crédito en busca de hacer una reserva (una reserva que, tranquilos, de momento no es posible).

Un viaje diferente

Hagamos un poco de memoria. James Cameron nos contó en el cine su versión de la tragedia y trató de ser bastante fiel en la medida de lo posible. Se inventó una historia de amor muy de la época, pero respetó un buen número de factores que reflejaron la intensidad del momento y de lo ocurrido. En el tiempo en el que el Titanic zarpó por primera y última vez, los pasajeros combinaban una clase alta y una muy baja. Fue algo que se notó en el momento en el cual se llevó a cabo la operación de evacuación, tal y como recordaréis por la película. En esta ocasión raramente habrá una “clase baja” en la embarcación, dado que lo más probable es que todos los camarotes sean caros, hasta los que emulen aquellos que eran de pobres en el pasado.

Interior del barco Titanic

Por otro lado, en esta ocasión el barco no zarpará de Londres y no tendrá como destino Nueva York. El cambio de ruta nos asegura, al menos, que el Titanic no se hundirá en el mismo lugar. Eso queda totalmente descartado, aunque es obvio que no hay que descartar que el barco se pueda encontrar con otros problemas. En cualquier caso, la nueva ruta que recorrerá implicará que partirá de China, más exactamente de Jiansu, y que pondrá rumbo hacia Dubái.

Se desconocen planes más allá de esto, como qué zonas del mar se recorrerán y qué posibles obstáculos se podría encontrar el barco. Suponemos que no habrá ningún riesgo de cruce con otros obstáculos bien conocidos de los mares actuales.

Será idéntico al original

Habréis podido comprobar que el artículo está bañado de imágenes que la empresa Blue Star Line ha tenido la amabilidad de distribuir entre los medios periodísticos. Qué alivio que lo hayan hecho, porque seguro que hubiéramos tenido problemas en buscar buenas fotos. En cualquier caso, veréis que en el lado izquierdo se encuentran las fotos reales del Titanic original, en blanco y negro, pero mostrándonos de forma muy completa algunas de las principales zonas del barco. Y en el lado derecho está el aspecto que tendrá esa misma zona en el Titanic II cuando esté terminado.

Podéis leer dos veces lo de “cuando esté terminado”, puesto que de momento la embarcación se encuentra work in progress. Las imágenes del lado de la derecha son renderizados en 3D para que nos hagamos a la idea del aspecto que tendrá el barco, sin más. Es posible que haya cambios respecto a lo que estamos viendo y que el resto de zonas de la embarcación sí tengan diferencias en comparación al barco que surcó los mares en el pasado.

Restaurante Titanic

Antes hablábamos de los camarotes y decíamos que raramente habría billetes baratos. A medida que vamos redactando el artículo descubrimos nueva información y leemos que Blue Star Line sí tiene intención de mantener los distintos tipos de zona del barco con tres clases distintas. Decíamos antes que todas serían caras, y eso es algo que defendemos por mucho que exista primera, segunda y tercera clase. Como en el Titanic original, habrá zonas del barco que solo estarán disponibles para quienes tengan un billete de primera clase.

Un gran cambio que habrá entre las clases serán los comedores. En primera clase se tratará de una zona de restaurante más amplia, elegante y lujosa. Las mesas estarán espaciadas y se proporcionará un servicio muy atento a los comensales. En tercera clase todo cambiará de manera significativa, dado que se tratará de un espacio amplio a modo de gran comedor con mesas muy cercanas unas de otras.

Comedor del Titanic

Una decoración que invitará a soñar

Desde Blue Star Line dicen que no solo van a trabajar para que se represente la estética del barco en su totalidad, sino que también van a cuidar la decoración. Habrá algunos elementos de la embarcación que nos permitirán retroceder al año 1912 de una manera inmediata. Ocurrirá, por ejemplo, en la parte donde se encuentra el timón. No se van a utilizar las piezas clásicas que hubo en el primer Titanic, algo que no tendría ningún tipo de sentido, pero réplicas de estas estarán en las zonas en las que también se ubicaron en el barco original. Esto permitirá a los viajeros tener una sensación mayor de credibilidad.

Los diseñadores del barco van a incorporar la última tecnología a fin de asegurar que el barco disfruta de las últimas medidas de seguridad y del mejor rendimiento. No por ello sus creadores quieren que se pierda la chispa del original, por lo que las referencias nos las encontraremos de manera continuada. Cómo no, uno de los rasgos más representativos de este nuevo Titanic es que tendrá más botes salvavidas y un sistema de seguridad mucho más firme. Es una representación de los avances que se han realizado en el sector marítimo en las últimas décadas y que en cierta medida se comenzaron a implementar debido al impacto que tuvo el hundimiento del primer Titanic.

Timón del Titanic

El Titanic II se prepara por todo lo alto

La gran pregunta ahora mismo es si estaríais dispuestos a viajar en el Titanic II una vez estén a la venta los billetes. Que se hayan anunciado tres clases abre mucho las posibilidades a todo tipo de viajeros (al menos en teoría), pero ¿estamos listos para someternos a este riesgo psicológico? ¿No ocurrirá algo diferente a lo que pasó que también acabe en tragedia? No sería raro que alguien tuviera un ataque de pánico y que hiciera algo inesperado a lo largo del viaje. Quizá lo más seguro sea esperar a un segundo viaje.

Por ahora nos quedamos con la idea, con el proyecto, con la oportunidad de soñar con que un día habrá un monstruo del mar como el Titanic II viajando de China a Dubái. La idea convence, aunque haya críticos que crean que es una mala idea y que solo llevará a tirar dinero en una inversión que no dará buenos frutos.

Fotos del Titanic

Vía: Littlethings

Foto: Blue Star Line

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...