La aldea de las calabazas te espera en Dallas

En Estados Unidos se puede disfrutar con la visita de una aldea que está llena de calabazas de todo tipo y estilos.

calabazas en Dallas

A todos nos encantaría vivir, aunque fuera por un momento, en un mundo mágico donde todos nuestros deseos se hicieran realidad. Pues ahora podemos visitar un municipio cargado de magia en Dallas, ya que en esta época del año la localidad estadounidense abre al público su conocido pueblo mágico para que todos los visitantes puedan disfrutar de un lugar encantador que está 100% elaborado con calabazas. Sí, en Dallas las calabazas son muy abundantes y debido a la gran cosecha de esta verdura Arboreto y el Jardín Botánico han creado este maravilloso rincón para el deleite de los ciudadanos y turistas.

Para poder fabricar este peculiar pueblecito se han utilizado un total de 90.000 calabazas, dando así el pistoletazo de salida a la gran temporada de calabazas decorativas. Lo que más llama la atención es que este mágico pueblo se ha basado en la famosa película El Mago de Oz.

¿Recuerdas el camino que recorría Dorothy por las baldosas amarillas?, en Dallas podrás caminar por una espiral de grandes ladrillos de este color que te llevarán a tu niñez. En el final de este camino, podrás disfrutar del Jardín del Espantapájaros.

También vamos a tener la oportunidad de conocer el famoso Bosque Encantado, donde podremos saludar a nuestro querido Hombre de hojalata o incluso podremos dar clases de valentía al León cobarde. Por supuesto, en un pueblo mágico como este que simula el fantástico mundo del Mago de Oz, no podía faltar la maravillosa Ciudad Esmeralda y también podremos dirigirnos hasta Muchkinland, un campo lleno de calabazas de gran extensión en donde los más pequeños de la casa pueden pasárselo en grande realizando un gran número de actividades que se han desarrollado en exclusiva para ellos.

Aunque solo se utilizan estas verduras durante un tiempo para crear este mágico municipio, una vez que se cierran las visitas al pueblo las calabazas no se desechan, sino que se usan de material orgánico o se envían al zoológico de Dallas. Por desgracia, esta celebración es limitada, pero podemos contar con que se organice todos los años como una de las principales tradiciones de la región. Resulta interesante tanto si somos seguidores de El Mago de Oz como si solo queremos disfrutar de una experiencia divertida y diferente. A nosotros el uso de las calabazas de esta manera original nos ha conquistado y ya estamos esperando la oportunidad de verlo todo por nosotros mismos.

Vía: The Huffington Post

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...