El turismo en la película Spectre de James Bond

Os damos detalles de las distintas localizaciones internacionales que aparecen en Spectre, la nueva película de James Bond.

James Bond en el río Támesis

El estreno en cines de Spectre, la nueva película protagonizada por el intrépido agente 007, nos lleva a echar un vistazo a algunas de las localizaciones que aparecen en la misma. Al fin y al cabo, si algo tienen las películas de este personaje británico es que se desarrollan en localizaciones muy reales que suelen beneficiarse mucho de aparecer en la gran pantalla. Hace unos días el equipo de lastminute hizo un repaso turístico de la saga James Bond, pero nosotros hemos querido concentrarnos únicamente en las localizaciones de la nueva película.

Y para ello es inevitable poner rumbo primero a Londres. La capital de Reino Unido es uno de los lugares que más veces han aparecido en las películas del agente. No es para menos a la vista de su origen británico, pero sigue siendo algo a destacar. Una de las localizaciones que tienen presencia en la película es el río Támesis, que no hay duda de que se trata de uno de los lugares que merece la pena ver cuando pasemos por la ciudad. Si veis la película seguro que os dais cuenta de que la esencia de Londres se encuentra muy bien representada en la misma, así que indudablemente comenzamos recomendando esta ciudad como turismo a través del ecosistema Spectre.

Seguimos y nos marchamos muy lejos, en este caso hasta Japón, donde nos espera otra localización que podemos ver en el film.

No paramos en Tokio como suele ser costumbre, ni tampoco en Osaka. El destino al que pone rumbo James Bond es Kobe. En el pasado el personaje ya estuvo en el castillo Himeji, lo que derivó en que se dañaran algunos de los elementos del mismo, pero en este caso la localización exacta son los muelles del puerto. Los japoneses son muy cuidadosos con sus estructuras y debido a los daños que sufrió en el pasado durante el rodaje de una de las películas de James Bond, decidieron que ya no habría ningún otro estudio de cine occidental que grabaría escenas allí.

Como tercera localización tenemos la exótica montaña Schilthorn, que se encuentra situada en Mürren, en Suiza. No queremos destripar la película, pero creemos que no lo hacemos al decir que es el lugar donde se esconde el villano de la historia.

James Bond siempre ha sido un personaje muy turista, que ha ido de un lado al otro del mundo pegando tiros, y en esta nueva entrega no decepciona. Así que si queréis seguirle los pasos ya sabéis qué tenéis que hacer: Reino Unido, Japón y Suiza os esperan.

Foto: dada1020

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...