¿Dejarías que te esposaran en la atracción de un parque temático?

Una atracción de terror esposa a los visitantes para aumentar la sensación de no tener el control de lo que ocurre.

atracciones Fuji-Q Highland

En Japón son propensos a las experiencias innovadoras, en especial en parques temáticos y centros de ocio variados, donde suelen probar con todo tipo de ideas que en algunos casos pueden ser demasiado locas incluso para ellos. Una de las últimas ideas que ha dado la vuelta al mundo es la que se está utilizando en la atracción Mugen Haikou (La mina infinita) el parque de atracciones Fuji-Q Highland, el cual se encuentra situado en la prefectura de Yamanashi.

A los japoneses les encanta el terror, eso es algo que sabemos bien por sus películas, sus novelas, sus mangas o sus videojuegos. También lo han demostrado en incontables ocasiones en parques temáticos donde se introduce a los visitantes en recorridos que nunca imaginaríamos. Pero la particularidad de Mugen Haikou, que consiste en que se esposa a todos los visitantes, es realmente curiosa.

Lo primero que hay que decir, eso sí, es que la atracción es un circuito automatizado, uno de los típicos en los que nos montamos en un vagón y este se pone en marcha de principio a final. Es decir, no vamos a tener que echarnos a correr cuando veamos algo que nos asuste. Estaremos esposados, pero nos mantendremos en el sitio.

La historia de la atracción cuenta que los visitantes se introducen en una mina abandonada donde en el pasado hubo un grupo de ladrones que intentaron acceder para llevarse todos los tesoros y joyas que había escondido allí Takeda Shingen, uno de los grandes señores feudales del pasado. Pero todos estos ladrones fueron falleciendo de manera inexplicable y tras el incidente la mina quedó clausurada para que nada raro volviera a ocurrir. Ahora la mina se ha reabierto y permite que los visitantes prueben suerte para ver si sobreviven a la experiencia montados en una vieja vagoneta de mineros, con las manos esposadas y sin mucha opción de movimiento.

El equipo de Fuji-Q Highland ha dotado a la atracción de la última tecnología para que resulte soberbia. Los vagones utilizan tecnología robótica que está automatizada, señales reflectivas en el suelo que funcionan con infrarrojos y que llevan a que el movimiento del vagón se altere dependiendo de ciertas señales. Así, los vagones se acelerarán, irán más lentos o incluso se detendrán en seco sin que los visitantes, dado que están esposados, puedan hacer nada. Los “mineros” también llevan auriculares de tecnología de sonido Surround 3D, están absolutamente envueltos en oscuridad y durante el recorrido de cinco minutos se llegarán a encontrar hasta con 30 “sustos”.

Vía: Fuji-Q Highland

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...