China está construyendo una réplica del Titanic

El Titanic volverá a existir gracias a una réplica que se está construyendo en China para formar parte de un resort.

El Titanic vuelve

En China las ideas suelen ser transgresoras, locas o totalmente alucinantes. No sabemos qué adjetivo elegir para esta noticia, dado que nos ha dejado bastante alucinados. En Sichuan se anuncia que ha comenzado la construcción de una réplica real e idéntica del Titanic, el conocido barco que pasó a la historia por el naufragio que sufrió en el año 1912. Su historia ha sido narrada en multitud de ocasiones y ha sido testigo de películas, series y otras producciones.

Parte de su leyenda se encuentra en la dramática manera en la cual fallecieron más de 1500 personas debido al impacto imprevisto que sufrió el barco. A lo largo del tiempo se ha discutido largo y tendido sobre lo ocurrido, lo que ha llevado a que su leyenda se mantenga viva. En China lo saben bien y por eso están trabajando duro para que la réplica se transforme en uno de los elementos turísticos de mayor atracción en la región.

Las medidas que tendrá el barco sorprenden, dado que está previsto que cuente con una eslora de 270 metros, exactamente las mismas dimensiones que tuvo el Titanic en su época. Como sus constructores no quieren llamar al mal tiempo ni arriesgarse a posibles sustos, el plan es que esté atracado de forma constante en un embalse.

Esta posición que ocupará el Titanic se encontrará dentro del Seven Star International, un resort chino que incluirá el mayor nivel de lujo para atraer a los viajeros más exquisitos. La intención es que quienes lo visiten puedan sentirse como si estuvieran en el Titanic original y tener ese tipo de experiencia que solo se podría haber disfrutado en el barco. Además, todo se mantendrá fiel al barco original para que la experiencia sea absoluta y envolvente. La ropa, la decoración, el menú, todo se recuperará tal y como se vivió a inicios de 1900 en el Titanic original.

Los constructores del barco han dicho que solo van a tener una concesión en cuanto a los cambios que podrían darse en las instalaciones: se instalará una red de conexión Wi-Fi para que sea posible usar móviles y otros dispositivos. Pero más allá de eso estará todo exactamente igual al barco original, incluyendo los camarotes, las salas de fiestas, el teatro o la piscina. Todo eso garantizará que el público pueda sentirse como si hubiera retrocedido en el tiempo para convertirse en tripulantes del barco, aunque ahorrándose el fatídico desenlace.

El Titanic del cine

Y para quienes piensen que todo esto es muy bonito, pero que les falta algo más, la empresa que está construyendo el barco, Wuchang Shipbuilding Industry Corporation, ha anunciado que tiene preparado ese aporte extra. ¿De qué se tratará? Pues es nada más y nada menos que un tipo de experiencia interactiva en la cual los visitantes tendrán la posibilidad de experimentar en cierto modo y nivel lo que vivieron los pasajeros originales del Titanic. Aquí es donde todo empieza a ser un poco misterioso, porque no entendemos qué tipo de experiencia pueden haber planteado. Se nos ocurre que sea algún tipo de software de realidad virtual en el cual nos introduzcamos en el ambiente original y vivamos las sensaciones de los pasajeros originales. También podría tratarse de alguna zona del barco que sea interactiva, en la cual entre el agua y podamos experimentar el miedo del momento. En cualquier caso, ya se menciona en algunos medios periodísticos de China que esta experiencia puede ser un poco radical, por lo que solo estará dirigida a quienes estén buscando vivir emociones fuertes.

Convertirnos en nuevos pasajeros del Titanic implicará que no solo entremos para curiosear y asistir a la cena, sino que también pasaremos la noche en los camarotes. Habrá distintos precios dependiendo de cuál sea el estilo de camarote en el cual deseemos pasar la noche. Lo que no sabemos es si también podremos convertirnos en polizones para acceder a las fiestas de las que disfrutaba el personaje de DiCaprio en la película Titanic. En cualquier caso, está confirmado que el precio de las habitaciones más baratas será de 410 euros. A partir de ahí habrá que preparar la visa para pagar los elevados precios del resto de camarotes.

Si todo va bien, aunque esta réplica del Titanic tenía que haber comenzado a construirse en 2013, la obra que ya ha comenzado terminará en el año 2019. Así que podemos ir planificando nuestros viajes a China si lo que queremos es tener la experiencia real de uno de los barcos más famosos de la historia. Por ahora nos quedamos intrigados por todo el proyecto en general, que tendrá un coste de construcción de 136 millones de euros. Se podría convertir, sin duda, en uno de los elementos de mayor atracción en China a partir de 2020 cuando imaginamos ya se haya dado a conocer entre todo tipo de viajeros. El Titanic, de una u otra manera, volverá a zarpar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...