¿Y si ponen en cuarentena la ciudad en la que estoy de vacaciones?

Si nos encontramos ante una cuarentena en un país extranjero o en otra ciudad habrá que aplicar una serie de medidas.

Esta pregunta seguro que os preocupa ahora que nos estamos planteando volver a viajar. ¿Y si llega a pasar algo parecido? ¿y si nos ponen en cuarentena mientras estamos en otra ciudad? ¿y si es otro país? Porque entrar en proceso de cuarentena en nuestra ciudad, en nuestra casa, ya es algo muy duro, pero estar en el extranjero se convierte en una pesadilla de otro tipo de nivel. ¿Qué hacer en esos casos?

Hablamos de ello porque recientemente se han visto varios casos de ciudades del mundo cuyos gobiernos han optado por implementar la cuarentena de nuevo a fin de detener los brotes de coronavirus. Y ahora que hay personas que están viajando, nos ponemos en situación y vemos con claridad que esto es algo que puede ocurrir. Es posible que el la cuarentena nos sorprenda mientras estamos de viaje y no sepamos qué hacer.

Lo primero que hay que decir es que todo va a depender de la situación del país, de las medidas que se hayan tomado en el mismo o de los ayuntamientos pertinentes. Si estamos en otra ciudad lo que habrá que hacer también dependerá mucho del alojamiento en el que nos encontremos.

Aquí es donde vamos a ver una de las diferencias existentes entre irnos de vacaciones alojándonos en un hotel tradicional y hacerlo en un apartamento o residencia listada en Airbnb. Si estamos en un hotel las posibilidades de que nos echen serán reducidas y siempre contaremos con cierto soporte para saber qué tenemos que hacer en adelante. Habrá casos en los que las autoridades se ocupen del pago del alojamiento si tenemos que quedarnos recluidos en el hotel de manera irremediable. Otras veces se nos darán facilidades o el hotel mediará de por medio hasta que tengamos la oportunidad de volver a nuestro lugar de origen. Pero si estamos alojándonos en un apartamento de Airbnb el propietario del alojamiento tendrá el derecho de expulsarnos cuando lo vea conveniente. Lo único que tendrá que hacer será devolvernos la cantidad de dinero correspondiente al tiempo que no vayamos a disfrutar del alojamiento.

En cualquier caso, si estamos en el extranjero siempre tenemos que recurrir al contacto con la embajada. Los responsables de la misma serán los que pondrán los recursos necesarios para ayudarnos a volver a casa o para afrontar el desafío que supondrá pasar la cuarentena en un país extraño. En algunas situaciones lo que harán será fletar un avión que nos permita volver, mientras que otras veces se ocuparán de nuestros gastos para que podamos estar en el país hasta que todo haya terminado. Lo importante es que tengamos en cuenta que la embajada siempre estará ahí para ayudarnos e intentar echarnos una mano en todo lo que puedan.

Aunque, no obstante, nunca nos debemos olvidar de confiar en nuestro propio afán de supervivencia y en nuestra capacidad para salir del paso ante los problemas más complicados. Hay momentos en los que incluso si contamos con el apoyo de la embajada preferimos seguir nuestras propias ideas e intentar poner solución a la situación en la que nos encontramos por nosotros mismos.

Si llegásemos a quedar atrapados en un país extranjero o en otra ciudad sin oportunidad de regresar a casa, lo más recomendable sería afrontar la situación con calma y filosofía. Seguro que nunca nos habíamos imaginado poder estar un mes alojados en un hotel de forma continuada, aunque lógicamente no podemos decir que la experiencia de hacerlo en una cuarentena sea tan alegre como si estuviéramos en unas condiciones normales. En cualquier caso, tenemos que intentar afrontar la situación tratando de sacar lo mejor del momento en el que nos encontramos.

En el caso de que la cuarentena sea solo de fronteras o de determinados lugares, probablemente el tiempo en el que estemos encerrados en el país o la ciudad lo podamos aprovechar para visitar zonas cercanas que estén cerca de nuestro hotel. Nada turístico, pero sí puede ser un buen momento para desconectar y dedicar nuestra mente a temas que hubiéramos dejado aparcados en los últimos tiempos. Incluso si somos creativos es posible que se convierta en una oportunidad magnífica para dejar salir nuestras inquietudes y escribir o dibujar entre otras actividades habituales.

A fin de evitar problemas y para que podamos estar al tanto de todo lo que ocurre, es conveniente que leamos los periódicos de la región en la que estamos de vacaciones y que mantengamos la línea de comunicación con el consulado o la embajada. Nunca hay que aislarse, ya que esto podría llevar a que quedásemos al margen de lo que está ocurriendo y a que perdiéramos tiempo cuando más se necesite actuar con rapidez. La cuarentena acabará terminando, por lo que solo tenemos que ser pacientes y tratar de sacar lo mejor posible de una mala situación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...