Spanair, la crisis sentencia la aerolínea catalana

Spanair suspende bruscamente su actividad ya que no ha llegado a ningún acuerdo con la aerolínea Qatar Airways ni con la Generalitat. El Gobierno le reclamará responsabilidades, pero de momento los pasajeros afectados deberán comprarse un nuevo billete. A través de Vueling, Iberia y Air Europa se puede comprar un billete especial. Más de 4 mil trabajadores tanto directos como indirectos se quedarán sin trabajo.

Spanair suspende bruscamente su actividad después 25 años de historia y de que no se consiguiera en la reunión de ayer por la tarde llegar a ningún acuerdo con la aerolínea Qatar Airways, que para invertir 150 millones de euros exigía, entre otras cuestiones, que la Generalitat de Catalunya se implicase y siguiera inyectando dinero. La Generalitat de Cataluña se negó a continuar financiando la aerolínea , pese a saber que posiblemente no podrá recuperar la inversión que se ha hecho hasta el momento sobre a ella. El President Mas ha dicho que Spanair no podía esperar que la inyeccion de capital por parte de la Generalitat fuera “un pozo sin fondo”. Con estas dos negativas para conseguir financiación la aerolínia se ha visto sin más opciones que cerrar, según han explicado, por razones de seguridad.

Spanair suspende bruscamente su actividad ya que no ha llegado a ningún acuerdo con la aerolínea Qatar Airways ni con la Generalitat.

Este cierre repentino de una de las aerolíneas importantes que operaba en el aeropuerto de El Prat deja un poco en el aire las aspiraciones de la Generalitat de convertir el aeropuerto de Barcelona en un centro de conexiones de vuelos intercontinentales, ya que ahora mismo no se pueden afrontar nuevas inversiones. Como podemos ver, la política de recortes no perdona a nadie. Además, este cese brusco de actividad ha tenido una serie de consecuencias: por un lado la del Gobierno de España, que en boca de Ana Pastor, Ministra de Fomento, ya ha avisado de que se pedirán responsabilidades a todos aquellos que pisoteen los derechos de los pasajeros y por supuesto a aquellas empresas que no cumplen con las normas establecidas.

Por otro lado, otras de las implicaciones graves es la de los 22.000 pasajeros que se han quedado en tierra. Muchos de ellos se encontraron en el momento de subir el avión con que la aerolínea cerraba y se quedaban en tierra, otros recibieron la noticia al bajar del avión y enterarse de que a la vuelta se quedaban sin billete. Lo más incomprensible es que la aerolínea siguió vendiendo billetes casi hasta el momento del cierre. Los peores momentos se han vivido en el aeropuerto de Palma, donde un grupo de marroquíes no aceptaron las explicaciones de los trabajadores de Spanair y tuvo que intervenir la policía, incuso tuvo que escoltar a los trabajadores a la salida del aeropuerto. Por el momento, en Palma las oficinas de Spanair permanecen cerradas por seguridad. En Barajas esta mañana se formaban largas colas de viajeros para buscar una recolocación en otras aerolíneas. En Canarias, ya han declarado que si no se soluciona este problema declararán una obligación del servicio público, para poder recolocar a los pasajeros.

La indignación de los pasajeros ha sido evidente ya que de momento y antes de saber cuándo podrán recuperar su dinero, deben comprar de nuevo un billete. La Generalitat ya ha centrado un acuerdo con las otras aerolíneas que operan en el aeropuerto de El Prat, Vueling, Iberia y Air Europa. Para los pasajeros que necesitan comprar un nuevo billete están ofreciendo una “tarifa de rescate”, es decir un billete a bajo precio. El precio de este billete es de 60€ en el caso de vuelos nacionales, de 90€ si es entre la Península y Canarias y 100€ para vuelos internacionales. Por otro lado el Ministerio de Fomento ha pedido a Aena que los pasajeros afectados dejen de pagar las tasas. Además, Spanair recomienda no ir a los aeropuertos para reclamar el billete, sino que recomienda leer el comunicado donde se explica qué deben hacer los pasajeros y a dónde deben dirigirse para pedir la devolución de su billete.

Otra de las implicaciones graves por este cierre tan brusco son los cuatro mil trabajadores ,entre directos como indirectos, que se quedan sin trabajo. Estos trabajadores no tuvieron constancia de este cierre hasta el mismo momento en que estaba sucediendo. Muchos de ellos se enteraron por los mismos pasajeros o por la redes sociales, ya que Spanair se despidió en su cuenta de twitter con el siguiente mensaje: «Nos despedimos no sin antes ofrecer nuestras más sinceras disculpas a los afectados y agradecer la confianza depositada. A todos, gracias.».

Fuente | abc.es

Foto | curimedia en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...