¿Qué vacunas debo ponerme para viajar?

En cualquier viaje toda precaución es poca. Siempre que esté en nuestras manos, sobre todo si viajamos fuera de Europa, es importante tomar todas las medidas de seguridad relacionadas con la salud posibles. Me refiero por ejemplo a la posibilidad de evitar el riesgo a contraer alguna enfermedad por habernos vacunado con el tiempo necesario antes de partir. Es por ello que, con mucha previsión, deberíamos ponernos en contacto con nuestro sistema sanitario público para conocer qué prevenciones debemos tomar antes de realizar un viaje largo.

El mosquito infectado, causante de la fiebre amarilla

Hoy os queremos acercar las vacunas que debemos ponernos y las principales enfermedades cuyo contagio debemos prevenir. Se tratan de medidas de seguridad obvias pero que no todos los viajeros realizan, con consecuencias en ocasiones muy nocivas para su salud. Estas son las principales vacunas que nos pondremos:

  • Fiebre amarilla: es una de las enfermedades con las que debemos tener precaución y para lo que nos podemos vacunar. Principalmente la podemos encontrar en África y en América del Sur, y se trata de un virus que transmiten los mosquitos infectados por la fiebre. Para entrar en muchos países es obligatorio haberse vacunado, y de hecho el Ministerio de Sanidad español la considera obligatoria.

  • Cólera: el agua y los alimentos contaminados son los principales transmisores de esta infección intestinal producida por una bacteria. África, Centro y Sudamérica y Sudeste Asiático son los principales lugares de riesgo, y todos los contagiados deben estar en una fase de cuarentena de forma obligatoria a nivel internacional. Hace años la vacuna era obligatoria para viajes internacionales pero se eliminó posteriormente.  El Ministerio también la recomienda para personas que viajen como cooperantes de ONG, campos de refugiados o viajes de aventura a las zonas de más riesgo, sobre todo si van a tener contacto directo con la población.
  • Fiebre tifoidea: se trata de otra enfermedad infecciosa producida por la bacteria que se transmite por el agua y los alimentos contaminados. Es común en África, Centro y Sudamérica, Oriente Medio y Sudeste asiático y el problema es que la vacuna no siempre hace el efecto deseable, con lo cual la mejor prevención es tener cuidado con el agua -siempre embotellada- y con lo que comamos.
  • Hepatitis A y B: las dos se tratan de enfermedades infecciosas pero tienen diferencias importantes. La A se transmite entre personas por contagio y también a través del agua y alimentos contaminados. La B suele transmitirse por vía sexual y por la sangre. Las dos tienen alcance mundial y en España tiene una incidencia media-baja, en el caso de la B entorno al 1%

Meningitis, poleomelitis, rabia, paludismo, tétanus, encefalitis primero estival, encefalitis japonesa, neumococo, difteria, gripe… son otras de las infecciones y enfermedades que pueden requerir una vacuna previa al viaje, pero en cualquier caso siempre consultaremos al médico o al Ministerio de Sanidad para poder realizar un viaje seguro para nuestra salud.

Foto: kainet en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...